5 películas para comprender el estallido de la burbuja inmobiliaria que azotó a EE.UU.

Títulos como Margin Call y The big short demuestran que la industria cinematográfica de Hollywood ha sabido abordar y retratar la crisis financiera de forma notable.

En Estados Unidos, la concesión de créditos hipotecarios a compradores de alto riesgo sentó las bases de lo que se convertiría luego en una burbuja inmobiliaria que creció progresivamente a medida que aumentaban los precios de las viviendas e inmuebles en general. El estallido de esa burbuja acarreó dos grandes crisis —la crisis hipotecaria del 2007 y la crisis bursátil del 2008— las cuales, a su vez, desembocaron en la gran recesión.

Esta coyuntura de crisis financiera ha sido abordada en más de una ocasión por la industria cinematográfica de Hollywood. En virtud de ello, para entender mejor el estallido de la burbuja inmobiliaria en EE.UU. desde la óptica del cine, proponemos cinco películas que se han inspirado en este capítulo negro de la historia de Wall Street.

  1. MARGIN CALL (2011)

Titulada en América Latina como El precio de la codicia, el filme de J.C Chandor discurre en los albores del estallido de la recesión económica global del 2008 causada por la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. Es un thriller que se centra en la vida de ocho ejecutivos clave de un prestigioso banco de inversión de Wall Street. Cuando Peter Sullivan, analista junior, revela datos que podrían conducir a la empresa a la ruina, se desencadena una catarata de decisiones tanto morales como financieras que producen un terremoto en la vida de los implicados en el inminente desastre.

  1. INSIDE JOB (2010)

Dirigido por Charles Ferguson, este documental expone de forma cruda la terrible verdad (tras bastidores) de la crisis financiera global del 2008. Es una extensa investigación que toma como insumos entrevistas con reputados expertos financieros, políticos y periodistas, y presenta el auge de empresarios sin escrúpulos y la degradación de la política y la educación. Su mensaje queda claro: hay una sistemática corrupción en el sistema financiero de los Estados Unidos, que afecta el establecimiento global y que está facilitado por la casi total falta de regulación. Ganó el Óscar al Mejor Documental en el 2011.

  1. THE BIG SHORT (2015)

Nominada a cinco premios Óscar, la película se basa en el libro homónimo de Michael Lewis sobre la crisis financiera que estalló en Estados Unidos entre el 2007 y el 2010. El filme presenta historias conectadas con la implosión y explosión de burbujas afectadas por negociaciones altamente especulativas en el mercado de la financiación de viviendas. Son historias que describen intervenciones de diversos negociantes cuyas personalidades forman parte fundamental de la trama. Estos predicen el colapso de esas burbujas y toman ventaja de la situación apostando en contra del sector inmobiliario en perjuicio de los grandes bancos.

  1. THE LAST DAYS OF LEHMAN BROTHERS (2009)

El 15 de setiembre del 2008 quedó marcado como el día negro para Lehman Brothers: fue el día en que se declaró formalmente en bancarrota tras 158 años de operaciones. El filme reconstruye y recrea los sucesos ocurridos tres días antes de la quiebra del otrora cuarto banco de inversión más grande de Estados Unidos, un colapso que fue consecuencia de la crisis hipotecaria y que arrastró en su caída a otras instituciones financieras. Esta producción de la BBC narra la desesperada carrera contrarreloj para tratar de salvar la compañía.

  1. 99 HOMES (2014)

Un filme que narra con crudeza lo que empezó a ocurrir el día después de la explosión de la burbuja inmobiliaria: los desahucios. Para ello se centra en la historia de Dennis Nash, un obrero de construcción y padre de familia que pierde su casa al no poder cumplir con sus obligaciones hipotecarias. Desesperado, el protagonista terminará trabajando como un inescrupuloso agente de bienes raíces en la misma empresa que se quedó con su casa. Él no solo se encargará de desalojar a otras familias, sino que, además, ayudará a su jefe a malversar dinero del estado. A pesar de que sus problemas económicos quedan olvidados, Nash lucha contra su propia conciencia.