Afirman que edificaciones formales podrían soportar sismos de hasta grado nueve

Según dijo Jorge Zapata, presidente de CAPECO, este tipo de construcciones cuentan con todas las certificaciones técnicas que garantizan su seguridad ante situaciones de emergencia.

Las edificaciones hechas por empresas formales del sector construcción poseen todas las garantías de seguridad y están preparadas para soportar sismos de gran magnitud. Así lo afirmó el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), Jorge Zapata.

En declaraciones a la Agencia Andina, el directivo aseguró que las empresas inmobiliarias formales, que son casi el 100% del total de empresas que opera en el sector construcción peruano, trabajan con ingenieros estructurales calculistas que diseñan los edificios para soportar determinado grado de sismo.

A criterio suyo, estos diseños son elaborados considerando un sismo de grado nueve, lo que hace que los edificios no colapsen de presentarse una situación de este tipo. “Estos diseños estructurales son hechos por profesionales, revisados por otros profesionales que conforman las diferentes comisiones técnicas en las diversas municipalidades en cuyas jurisdicciones se ejecutan las obras y la construcción también es hecha por profesionales calificados, y revisadas por otros profesionales de los entes municipales”, refirió.

En virtud de ello, estas edificaciones cuentan con todas las certificaciones técnicas que garantizan su seguridad ante situaciones de emergencia.  “Todo ello, obviamente, acorde con la normativa nacional de construcción, el reglamento antisísmico y el reglamento nacional de edificaciones. Es decir, todas las edificaciones hechas de manera formal no deberían presentar problemas y brindan las garantías de seguridad necesarias”, dijo.       

A propósito de lo referido por Zapata, dos sismos de 4.1 y 5.1 grados sacudieron Lima en las últimas 48 horas, de acuerdo con el Instituto Geofísico del Perú (IGP). Esta entidad advirtió que Lima es la zona del país en donde se ha acumulado la mayor cantidad de energía sísmica, la cual solo se liberará cuando ocurra un sismo de magnitud superior a 8 grados.

Informalidad desbordante
El directivo de CAPECO reiteró su preocupación por la gran cantidad de viviendas y edificaciones que se han construido de manera informal en Lima y regiones del país.

“Muchas de estas obras no cuentan con estudios técnicos adecuados y no pasan por las supervisiones municipales correspondientes. Estas construcciones informales, probablemente, no cuenten con las garantías de seguridad necesarias ante un sismo de gran magnitud, por lo que sería importante que las autoridades correspondientes empiecen a trabajar con ellos a fin de que estén preparados para afrontar una situación de emergencia”, puntualizó Zapata a la Agencia Andina.