Alianza BIM: buscando la transparencia e integridad dentro de la gestión pública de infraestructuras

CAPECO, junto a otras empresas y entidades del sector, promueven iniciativa para erradicar la corrupción en el sector construcción.

La Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) presentó hoy la “Alianza BIM para la Construcción”: una iniciativa que promueve en alianza con el Colegio de Arquitectos del Perú, la Universidad de Lima, AEC Solutions, DCV Consultores, entre otras entidades, con el objetivo de alcanzar la competitividad, calidad, transparencia, integridad y sostenibilidad en la actividad constructora.

En conferencia de prensa realizada hoy, el director ejecutivo de CAPECO, Guido Valdivia, señaló que nuestro país posee preocupantes déficits de infraestructura, equipamientos y vivienda que afectan la competitividad e impiden el acceso al bienestar a millones de peruanos. Agregó que el modelo actual de obra pública es ineficiente, “iguala para abajo”, no permite la competencia ni asegura el funcionamiento en todo su ciclo de vida y es permeable a la corrupción.

En ese sentido, aseguró que lo que necesita el sector construcción es implementar un nuevo modelo de gestión que, entre otros aspectos, incluya el uso de tecnologías y procesos innovadores. Una de esas herramientas es el Building Information Modeling (BIM), que ya se emplea en el Perú, pero que debe incorporarse como una política pública.

“Uno de los propósitos más importantes de una política pública BIM es promover la integridad en la gestión pública, favoreciendo el control de infraestructuras, la competencia y la rendición de cuentas”, dijo Valdivia.

VENTAJAS DEL MODELO BIM
A su turno, Jorge Quiroz, arquitecto de DCV Consultores, comentó que, lejos de ser un software, el BIM es un proceso que involucra el uso de diversas aplicaciones y establece una nueva metodología a la hora de desarrollar un proyecto, lo cual permite el intercambio y reúso de información coordinada a tiempo real. “Como consecuencia de ello, incrementa la comunicación entre los arquitectos, ingenieros y constructores”, refirió.

En virtud de ello, mencionó seis ventajas que acarrea el uso de la metodología BIM:

  • Reducir en un 85% la cantidad de RFI’s (actas) en obra.
  • Reducir los costos de adicionales en un 70%.
  • Reducir hasta en un 80% el tiempo de generación de estimados de obra.
  • Generar Presupuestos con una aproximación de +/- 3%.
  • Reducir hasta en un 7% los tiempos de ejecución de obra.
  • Reducir los costos de construcción entre 1% y 5%.

EL PLAN BIM PERÚ
Christian Cabrera, director de Políticas y Estrategia de la Inversión Pública DGPMI del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), recordó que el Plan Nacional de Competitividad y Productividad, aprobado el 28 de julio del 2019 mediante el Decreto Supremo 237-2019-EF, estableció como Medida de Política la adopción progresiva de la metodología BIM en el sector público.

De igual forma, sostuvo que a través del Decreto Supremo 289-2019-EF se aprobaron las disposiciones para la incorporación progresiva del BIM en la inversión pública de las entidades y empresas públicas sujetas al Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones.

En ese sentido, destacó que el Plan BIM Perú es un instrumento de gestión impulsado por el MEF que define los objetivos y acciones estratégicas para la utilización progresiva de la metodología BIM en las inversiones públicas al año 2030. Explicó, asimismo, que la finalidad del documento es garantizar e incrementar una adecuada ejecución de las inversiones públicas en edificaciones e infraestructura, mejorando la calidad y eficiencia de los proyectos desde su diseño, durante su diseño, construcción, operación y hasta su mantenimiento.

Así las cosas, refirió que el Plan BIM Gobierno Perú, promovido por la iniciativa “Alianza BIM”, tiene como objetivo lograr la adopción de la metodología BIM como un mecanismo para la gestión integral de la obra pública y no solo de gestión de proyectos. Todo ello con el propósito de impulsar la innovación en la administración de obras, mediante el uso de una tecnología de control integral de las obras desde el diseño inicial hasta el fin de la vida útil de las infraestructuras.

También busca crear una nueva institucionalidad para la gestión de infraestructura, empoderando a los funcionarios públicos y entidades estatales encargadas de estas tareas y modificando radicalmente cuatro sistemas de gestión estatal. En la medida que la metodología BIM permitirá un mejor control de precios y plazos de ejecución, las decisiones de selección y evaluación de proyectos, obras, operadores y entidades de mantenimiento se basarán casi exclusivamente en criterios técnicos, los cuales también podrán ser mejor analizados durante los procesos de simulación y modelamiento que esta tecnología propone.

Otro de los propósitos del Plan BIM Gobierno Perú es promover una cultura de la integridad dentro de la gestión pública de infraestructuras, no solo por mejorar el control y permitir la selección de proyectos en base a procesos transparentes y competitivos, sino porque la flexibilidad de la tecnología facilita la entrega y difusión de información en los procesos de rendición de cuentas y participación ciudadana en la gestión de obras públicas.