Aprueban Guía de Tipologías de Vivienda Rural para la costa, sierra y selva

Documento propone nueve diseños mejorados de vivienda rural, los cuales responden a las condiciones bioclimáticas específicas de cada zona geográfica del país.

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) aprobó recientemente la “Guía de Tipologías de Vivienda Rural”, documento que brinda insumos técnicos y lineamientos para el diseño de este tipo de infraestructuras en función de las necesidades y características de los distintos ámbitos geográficos del país.

Esta herramienta, elaborada por la Dirección General de Políticas y Regulación de Vivienda y Urbanismo del MVCS, presenta soluciones que pueden ser replicadas por distintas entidades que operen en el ámbito rural, ya sea desde el gobierno central, los gobiernos regionales y locales, o a través del sector privado y la sociedad civil.

“Para ello se han identificado los diferentes ámbitos geográficos y las características particulares que debe tener la vivienda rural en cada uno de ellos, respondiendo a criterios bioclimáticos, ecológicos e interculturales, para generar diseños de vivienda rural diferenciadas a nivel nacional”, dice la comunicación oficial del ministerio.

Para costa, sierra y selva
La guía, aprobada por Resolución Directoral 014-2021-VIVIENDA-VMVU-DGRPVU, define nueve tipologías de vivienda para la costa, sierra y selva, las cuales responden a las condiciones bioclimáticas y ecológicas, y toman en cuenta las condiciones culturales del ámbito rural. Además, por cada tipología, se han establecido lineamientos y criterios para el emplazamiento, el diseño y futuras expansiones.

De esa manera, el documento incluye viviendas para la costa lluviosa, costa templada, costa desértica, así como para las zonas interandina, mesoandina y altoandina. Además, contempla viviendas para la ceja de selva, selva alta y selva baja.

Según el MVCS, la mencionada guía se enmarca en los objetivos, lineamientos y servicios vinculados a la producción de vivienda del ámbito rural de la nueva Política Nacional de Vivienda y Urbanismo hacia el 2030, la cual fue aprobada en julio de este año.

Esta normativa, como ya se ha señalado, tiene como objetivo definir las prioridades y estrategias que orienten y articulen las acciones en los tres niveles de gobierno, el sector privado y la sociedad civil en materia de vivienda y urbanismo.