Betsy Mendoza Bernal: “Culminar la carrera y optar por la titulación me han dado mejores oportunidades”

La construcción siempre le llamó la atención, más aún cuando tenía conocidos involucrados con este mundo. Terminó de convencerse sobre qué es lo que tenía que estudiar viendo las obras en las calles y avenidas de su San Juan de Lurigancho. Las recomendaciones no le faltaron a Betsy Mendoza Bernal, que llegó al Instituto Capeco a seguir la carrera técnica de Construcción Civil durante tres años.

“Éramos 40 estudiantes y entre todos, unas 11 mujeres. Sin embargo, algunos se quedaron en el camino. Al final, nos graduamos solo tres mujeres dentro de un gran grupo de hombres. Fue complicado, pero no imposible. Se requiere un poco más de esfuerzo en comparación con los chicos”, comenta Betsy recordando su paso por la institución.

Para ella la competencia era interesante, “porque habían chicos que venían de padres ingenieros o arquitectos, en mi caso no, mi mamá es ama de casa y mi padre es mecánico, ninguno tiene que ver con la construcción. También fue un reto convencer a los compañeros hombres que yo tenía las mismas habilidades. Al inicio no te querían escoger para los grupos porque supuestamente no ibas a poder por el tema de fuerza, pero es la técnica, habilidad, conocimiento, eso ayudó mucho. Gracias a eso, hemos sobresalido en nuestros trabajos”, cuenta.

Betsy destaca en su evolución, el apoyo de los catedráticos. “Eran muy buenos e incluso te incentivaban a estudiar otros cursos, que logré llevar. Son cosas que me gustaron, además la carrera es muy completa porque incluyen temas que sirven en el campo como especificaciones de materiales de construcción, programación de obras, presupuestos, temas relacionados al personal y otros”.

LA IMPORTANCIA DE LA TITULACIÓN

Ella empezó a laborar antes de culminar la carrera. “Cuando estudiaba me cambié al turno noche para buscar trabajo y lo encontré en una empresa de telecomunicaciones, en el área de obras civiles. Después me fui a otra del mismo rubro donde estoy hace cinco años. Esa nueva oportunidad fue gracias al instituto, que siempre me hacía llegar opciones de trabajo. En realidad, hasta hoy lo hace, por eso nunca me he desligado de él. Siempre me llaman del área académica para preguntar si voy bien en mi centro de labores. La preocupación y seguimiento del instituto para con sus egresados es perenne y eso me consta”, detalla.

Algún tiempo después de terminar sus estudios obtuvo el título. “Yo egresé en el 2011 y me titulé en el año 2014. Decidí hacerlo porque deseaba continuar con mi carrera profesional y el título del instituto es un paso muy importante para seguir en crecimiento. La satisfacción que tuve después de haberlo sacado, fue el reconocimiento de la empresa donde laboro, ser felicitada por mis jefes y tener un nuevo cargo”, informa.

Actualmente, trabaja en Optical Networks, la empresa que le recomendó el instituto. “Acá hay un área de obras civiles que da servicios a empresas. Nosotros nos dedicamos hacer canalizaciones en la vía pública o tramitamos los permisos ante las municipalidades. Previo a ello se genera una inspección técnica. Planos y expedientes pasan a la municipalidad, que los aprueban y luego se procede a hacer la programación para el trabajo con las contratas respectivas. Ahora soy gestor del área de obras civiles de clientes. Empecé como un supervisor que iba a campo y cada trabajo lo reportaba a mi jefe, ahora yo soy jefe y me reportan”, expresa Betsy.

El título profesional también le ha servido para convalidar cursos y estudiar en la universidad. “He convalidado cursos en la Universidad Tecnológica del Perú (UTC), en la carrera de Ingeniería Empresarial. Con esto estoy complementando conocimientos que requieren el puesto que ocupo actualmente. Lo importante es continuar desarrollándose. Ahora tengo mucha información, pero no me quita el plus de ser técnico en ingeniería civil”, resalta.

“Culminar la carrera y optar por la titulación me han dado mejores oportunidades. Además, esto último lo hice a través de un taller semipresencial, lo cual me dio la posibilidad de manejar mis tiempos, considerando que ya estaba trabajando”, puntualiza.

Finalmente, Betsy destaca que la experiencia académica en el instituto ha sido gratificante. “Para mí, la carrera técnica de Construcción Civil fue una gran alternativa. Muchas veces no se tienen los recursos económicos o no puedes ingresar directamente a la universidad y con esta opción educacional avanzas rápido, tienes una capacitación de nivel y hay puestos de trabajo en varios campos. Fue una buena decisión”, concluye.