BIM: entidades públicas harán obras más competitivas y sostenibles

Según CAPECO, esta innovación puede lograr que las obras de Gobierno a Gobierno funcionen más rápido y con mayor predictibilidad.

La Alianza BIM para la Construcción es una iniciativa promovida por la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), el Colegio de Arquitectos del Perú, la Universidad de Lima, AEC Solutions, DCV Consultores, entre otras entidades, que busca alcanzar la competitividad, calidad, transparencia, integridad y sostenibilidad en la actividad constructora.

A siete días del lanzamiento de esta alianza, el director ejecutivo de CAPECO, Guido Valdivia fue consultado sobre los beneficios que acarrea la implementación de la metodología BIM en las obras públicas. En declaraciones que consigna El Comercio, aseguró que uno de los atributos más innovadores del BIM es que permite un mejor control de la obra desde la etapa de preinversión, diseño, contratación, construcción, operación y mantenimiento de la infraestructura. Es decir, durante toda la vida útil del proyecto.

Refirió que este método de trabajo permite, por un lado, un mejor diseño, porque simula antes de construir el total funcionamiento de la infraestructura —lo cual resulta útil también para resolver conflictos en obras posteriores—; por otro lado, posibilita un mejor control de supervisión durante la obra, porque ayuda a automatizar el proceso.

“Después de implementar el BIM, el siguiente paso debería ser lograr la digitalización total del proceso de aprobación de proyectos, licencias de construcción, supervisión y entregas de obras privadas. Ya lo estamos proponiendo. Y después la planificación urbana digitalizada, para hacer una mejor evaluación de los impactos y seguimiento”, dijo Valdivia según El Comercio.

Asimismo, destacó que esta tecnología podría marcar diferencias en las obras de Gobierno a Gobierno (G2G), pues puede lograr que funcionen más rápido y con mayor predictibilidad. A criterio suyo, esta sería la principal ventaja del BIM y “no es que los ingleses tengan una llave mágica, y sus funcionarios sean impolutos e iluminados”, aseguró.

Por su parte, Juan José Cárdenas, líder de Proyectos de EY Law, dijo que es “sumamente positivo” que se implemente la tecnología BIM en los contratos de obras públicas en general.

“Ya es una tecnología que en el sector privado se viene usando desde hace un buen tiempo y va a ser muy importante que se use de forma obligatoria en las obras públicas, por lo menos en obras de infraestructura de relevancia”, sostuvo en declaraciones que cita El Comercio.