Callao: Bellavista tiene más de 1.200 departamentos sostenibles para la venta

Óptima conectividad y buena densidad de parques convierten a este distrito chalaco en un polo atractivo para los desarrollos inmobiliarios.

El Fondo Mivivienda ha contabilizado en Bellavista una oferta actual de 1.279 departamentos sostenibles listos para ser vendidos. Esa cifra se aproxima bastante a las 1.366 unidades que posee Surquillo y a las 1.403 de Pueblo Libre.

En ese catastro se encuentran departamentos con extensiones que van desde los 24 hasta los 72 metros cuadrados, y con precios que oscilan entre los S/ 113.000 y S/ 270.000, en promedio.

En virtud de ello, óptima conectividad, buena densidad de parques y el hecho de estar cerca de avenidas de alto tránsito, como Venezuela, Faucett o Colonial, son factores que convierten a Bellavista en un sector del Callao que posee un potencial bastante grande para atraer el interés de más desarrolladoras inmobiliarias.

Así lo cree Fernando Velarde, cofundador y gerente general de la consultora inmobiliaria VeMás. En declaraciones a elcomercio.pe, el ejecutivo considera que el valor del metro cuadrado en el distrito chalaco permanece accesible, a pesar de estar cerca de importantes empresas y de tener un buen mix de usos, y tiene mucho espacio de mejora.

“(Bellavista) es uno de los pocos distritos realmente planificados y está cerca de nodos e hitos muy importantes. Definitivamente este distrito cumple con todos los requerimientos para poder incrementar el valor de sus propiedades, sin descuidar la calidad de vida de las familias”, dijo Velarde al citado diario.

El especialista aseguró que dos factores claves para atraer mayor inversión inmobiliaria son contar con una buena gestión municipal y permanente participación ciudadana, ello a fin de generar incentivos que los inversionistas privados y públicos requieren para ejecutar proyectos que contribuyan a mejorar la calidad urbana. “Hace un tiempo evaluamos el distrito y determinamos que la normativa local limita el valor del suelo al hacer muy grandes las viviendas. Eso limita el volumen de personas que puede acceder a créditos hipotecarios y, por lo tanto, se vuelve poco atractivo para los desarrolladores inmobiliarios”, refirió a El Comercio.

A criterio suyo, otro elemento que espanta al privado es el grado de corrupción y crimen que existe en el Callao. Las permanentes noticias que se muestran sobre estos delitos impiden, según dijo, que el distrito incremente su valor. “Existen muchos elementos que suman valor a un sector y Bellavista tiene identidad cultural, deporte, infraestructura estructurante (cerca de puertos, hospitales, centro histórico, entre otros), colegios, iglesias y muchas cosas más, pero los planes de desarrollo urbano y los parámetros de los terrenos limitan el desarrollo de proyectos inmobiliarios”, señaló al referido medio.