Capeco plantea aplicar nuevas tecnologías para la construcción de viviendas

Gremio de construcción destacó el proyecto que propone el Ministerio de Vivienda sobre la creación de un operador público del suelo.

Hace unos días, la viceministra de Vivienda y Urbanismo, Elizabeth Añaños, reveló que en los seis meses de gestión que le queda al gobierno de transición esperan aprobar una Política Nacional de Vivienda y Urbanismo para asegurar adecuadas condiciones de habitabilidad.

Este anuncio ha sido recibido de buena forma por la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco). No obstante, su director ejecutivo, Guido Valdivia, considera que hay ciertos aspectos esenciales que deben tomarse en cuenta. Aquí detallamos algunos:

  1. Operador público del suelo

Para el representante gremial, es necesaria una política de gestión de suelo para generar vivienda de modo que la población más vulnerable pueda acceder a ellas. En ese sentido, aplaudió la iniciativa del Ministerio de Vivienda de proponer la creación de un operador público del suelo debido que el Estado y las comunidades campesinas son los principales generadores de tierra.

“Ambos tienen dificultades para poder incorporar suelo al mercado. El Estado no tiene mecanismos adecuados para ponérselos en el mercado y las comunidades campesinas al tener restricciones legales optan por una ocupación informal”, refirió en declaraciones que cita Perú21.

  1. Proyectos de agua

Valdivia considera que no es suficiente tener suelo clasificado para vivienda, sino también una política de vivienda que considere un porcentaje de inversión destinada a proveer agua a proyectos de vivienda social formal. “Nosotros postulamos que esa proporción debería ser de un 10% inicialmente y con el tiempo debe ir creciendo. Esta es una importante posibilidad para poder desarrollar más proyectos de vivienda formal”, aseguró.

  1. Subsidios habitacionales

En ese sentido, el ejecutivo de Capeco propuso dar más recursos a los programas de vivienda social, sobre todo a los segmentos de menores ingresos. “Por ejemplo, la oferta Mivivienda tendría que triplicarse, y en los proyectos con Techo Propio los proyectos de vivienda deben multiplicarse por diez. Eso implica un mayor porcentaje de recursos destinados a subsidios a viviendas”, detalló.

  1. Innovación en sector Construcción

A criterio suyo, la revolución tecnológica ha traído diversas aplicaciones y herramientas que hacen posible una mejor gestión de recursos, costos, tiempos y mayor productividad en la fuerza laboral.

“Se tienen que adoptar nuevas tecnologías en construcción que ya están disponibles en el mundo. En algún momento tendremos la impresión 3D en la construcción de viviendas. Las empresas constructoras, las municipalidades, los trabajadores y el estado deben estar preparados”, explicó a Perú21.

Para ello, sugirió fortalecer el Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (Sencico), institución que tiene una función de investigación.

  1. Cajas municipales

Valdivia indicó que las cajas municipales antes de la pandemia habían adquirido mucha dinámica de entrega de créditos de vivienda social (en números, mas no tanto en monto) en el interior del país.

“Lamentablemente, la pandemia afectó a las familias de menores ingresos y ocurrió un fenómeno de recentralización de una parte significativa de la oferta y colocación de créditos hipotecarios en los bancos. Eso no es bueno en el sentido que se debe tener una mayor participación de entidades microfinancieras”, refirió.

Por ello, Capeco sugiere que los fondos de inversión compren la cartera hipotecaria de las cajas municipales de ahorro y crédito para permitirles a ellos liberar sus posibilidades de seguir dando este tipo de préstamos.