Capeco: urge un nuevo modelo de gestión para las obras públicas

Para revertir la baja ejecución de obras públicas, el gremio del sector construcción propone una normativa que reemplace a la actual Ley de Contrataciones del Estado.

El presidente ejecutivo de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), Humberto Martínez, afirma que modificar la Ley de Contrataciones del Estado y priorizar las propuestas que permitan la eficiencia en la operación de los proyectos son dos acciones que harán posible que se llegue a invertir el 90% del presupuesto de inversión pública.

En una columna publicada recientemente en la revista Semana Económica, el directivo gremial refiere que la actual Ley de Contrataciones no es usada por el Estado para la licitación de los proyectos más importantes. Por el contrario, para estos se emplean otras modalidades como Asociaciones Público Privadas (APP), Obras por Impuestos (OxI) y acuerdos Gobierno a Gobierno (G2G). “Sin restar mérito a estos mecanismos, hoy es urgente una Nueva Ley de Contrataciones de Obras, con voluntad política y una exposición amplia, que permita que la ciudadanía conozca cómo se gestiona la infraestructura en el país”, escribe.

Martínez cita una cifra alarmante para reforzar su postura: Perú tiene un déficit de infraestructura que asciende a USD 160.000 millones, según cálculos de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN). En ese sentido, afirma que esta brecha está lejos de ser acortada por la baja ejecución de obras públicas. “El MEF registró una inversión de S/ 3.730 millones en proyectos del Plan Nacional de Infraestructura desde julio del 2019, lo que equivale al 3,3% del total”, sostiene.

Para el representante de Capeco, esa data pone en evidencia que el Estado ejecuta un presupuesto insuficiente cada año y no tiene una estrategia para cuidar la infraestructura. Por lo tanto, lo que se necesita es un nuevo modelo de gestión que se enfoque en valorar todo el ciclo de vida de las obras y no solo la contratación. A criterio suyo, ese nuevo modelo es una nueva normativa que reemplace la actual Ley de Contrataciones y que priorice la propuesta de construcción, supervisión, mantenimiento y operación más efectiva por factores como experiencia, capacidad y propuesta técnica.

Reducir el número de entidades contratantes es otro punto que considera necesario cambiar. Según dice, actualmente todas las instancias del gobierno central, los 25 gobiernos regionales y las casi 200 provincias y 2000 distritos contratan servicios de construcción, operación y supervisión. “Es necesario reorganizar las competencias y funciones de estas entidades, a favor de los gobiernos regionales y provinciales”, plantea.

Otra propuesta que esboza Martínez consiste en introducir tecnologías de información en todo el proceso e implementar prácticas modernas de gestión de proyectos, desde el diseño hasta la operación. Lo que esto permitirá es reducir la incertidumbre y los sobrecostos en la ejecución de obras y se podrá controlar mejor y más eficientemente la operación y control de la infraestructura nacional.

“Capeco estima que por cada sol que el Estado invierte en diseño y construcción de infraestructura, necesita invertir S/3 en operación y mantenimiento. Si la selección de proyectos es un 10% más eficiente, el beneficio para el Estado sería un ahorro de S/13.000 millones a valor presente, suponiendo una ejecución de S/ 45.000 millones al año”, finaliza Martínez.