10 iniciativas para impulsar el sector construcción

Gremio de constructores afirma que estas propuestas deben ser discutidas entre la sociedad y el Estado, en el marco de un diálogo institucionalizado.

A propósito de la reciente presentación del Informe Económico de la Construcción (IEC) n.º 41 de CAPECO, el gremio constructor reiteró que es necesario implementar una serie de iniciativas integrales para superar las debilidades que el modelo actual posee. Lo que se busca es modificar una parte importante del marco normativo y administrativo que rige el desarrollo territorial, la vivienda y la construcción.

Estas iniciativas permitirían encarar problemas como: el alto déficit de infraestructura, la ocupación informal del suelo y la producción informal de viviendas, la incapacidad del Estado para proveer bienes y servicios básicos de calidad y la inexistencia de mecanismos eficientes y transparentes para facilitar la colaboración entre actores públicos y privados.

Para lograr esta transformación positiva, CAPECO ha propuesto una agenda de 10 iniciativas que espera sean discutidas entre la sociedad y el Estado, en el marco de un diálogo institucionalizado con el objetivo de aportar a las mejoras del sector construcción. Aquí las detallamos:

  1. Descentralizar el proceso de planificación territorial, así como la mejor articulación entre los megaproyectos productivos y de infraestructura con los objetivos de desarrollo territorial y de bienestar de la población.
  2. Promover la planificación urbano-territorial, el sistema de catastros y la provisión de suelo formal, tanto público como privado, para la producción de vivienda, especialmente social, y de equipamientos urbanos.
  3. Impulsar la articulación de inversiones en infraestructura y servicios públicos, especialmente de salud, educación y agua y desagüe, con los objetivos de desarrollo urbano formal y de generación de oferta de vivienda, especialmente de aquella dirigida a la población de menores ingresos.
  4. Adoptar un nuevo modelo de gestión de obras públicas que permita introducir mecanismos de priorización de inversiones; procesos de contratación y control más eficientes, que contribuyan a evitar la corrupción y que aseguren un mejor desempeño de las infraestructuras durante toda su vida útil.
  5. Asignar mayores recursos estatales, así como promover la inversión privada para la atención de los graves déficits acumulados y las demandas futuras de infraestructura, equipamiento y vivienda en todo el territorio nacional.
  6. Fortalecer los programas estatales de subsidios y créditos habitacionales, dotándolos de recursos suficientes para atender de manera efectiva el déficit actual y la demanda futura de vivienda social tanto en áreas urbanas como rurales.
  7. Poner en marcha una política de innovación e investigación en la actividad constructora, que estimule el empleo de tecnologías que permitan contar con edificaciones e infraestructuras apropiadas en términos económicos, sociales y ambientales.
  8. Perfeccionar los procedimientos administrativos de urbanización y edificación, así como la coordinación de competencias entre los diferentes niveles de gobierno, buscando promover la calidad y la seguridad de las construcciones.
  9. Incrementar los ingresos municipales, especialmente del impuesto predial, mediante mecanismos más equitativos e incentivos para pagar obligaciones tributarias.
  10. Propiciar la formalización laboral, el fortalecimiento de la representación sindical, el respeto irrestricto del régimen laboral de trabajadores de construcción civil en todas las obras públicas y privadas que se ejecuten a nivel nacional, la mejora continua de competencias de empresas, profesionales y trabajadores de la construcción, así como la lucha frontal contra la delincuencia y la criminalidad organizada que afecta al sector.

Según refirió Guido Valdivia, director ejecutivo de la cámara, cristalizar estas iniciativas requiere constituir espacios institucionalizados para un diálogo transparente entre los sectores público y privado, en el que se priorice la búsqueda del bien común.