Construcción alcanzó su mejor desempeño de los últimos cinco años en el 2018

La construcción ha presentado un crecimiento importante en el 2018, lo que se refleja en el aumento del nivel de operaciones de las empresas del sector (4.3%) y del PBI sectorial (5.6% a noviembre). Se consolida el desempeño positivo que se dio en el 2017, luego de dos años de fuerte caída en esta actividad. La obra estatal fue el principal sustento del crecimiento sectorial, lo que se aprecia en la inversión pública (9.9%). El segmento de vivienda también presentó un importante dinamismo el año pasado (+6.9% en unidades). El segmento Mivivienda fue el más dinámico (+28.9% en nuevos créditos), siendo la consolidación del Bono Verde el principal motor de este resultado.

PRODUCCIÓN SECTORIAL

De acuerdo con la información que mensualmente publica el Instituto Nacional de Estadística e Informática – INEI, en noviembre de 2018 la actividad constructora registró un crecimiento de 13.54% respecto al mismo mes del año anterior. El PBI de la construcción se recupera significativamente a una tasa mayor que el PBI global, que a su vez mostró un crecimiento de 5.27%. El sector registró el tercer mejor crecimiento como noviembre siendo solo supera do en los años 2012 (15.38%) y 2010 (27.04%) respectivamente.

El resultado de noviembre en el sector construcción es el mejor del año luego del 10.18% de abril. Debemos destacar que, desde la recuperación de la senda del crecimiento en junio del 2017, es el segundo mejor crecimiento desde octubre 2017, superando además ampliamente al PBI global (2.5 veces).

En el periodo enero-noviembre 2018, la actividad constructora alcanzó una tasa de crecimiento de 5.62%, ello representa su mejor resultado de los últimos cinco años y un claro impulso respecto al 2017 (1.74%). En los primeros once meses de este año, el incremento del PBI construcción ha sido mayor que el del PBI global, comportamiento totalmente distinto a los presentados en los cuatro años anteriores (2014-2017).

Estos hechos aseguran que el sector obtendrá el mejor resultado en proyección anual de los últimos 5 años. Si bien el crecimiento del periodo es importante, este no llega a alcanzar los niveles de 2013 (10.06%), 2012(18.24%), 2010 (17.78%) para igual período de meses.  

Se observa que en los últimos doce meses (diciembre 2017- noviembre 2018) el PBI de la construcción ha alcanzado un alza de 5.77%, configurando su mejor desempeño de los últimos cinco periodos interanuales y revirtiendo su pobre desempeño en los cuatro años previos.

Pese a que la actividad económica general ha crecido en los últimos doce meses un poco más que en el periodo similar anterior, debe reseñarse que, a diferencia de lo ocurrido en los cuatro últimos periodos de comparación, es la primera ocasión en que la actividad constructora anualizada logró un mejor desempeño que la economía global en el país. Destacar que la recuperación del sector para el año 2018 es importante, pero se encuentra por debajo de la performance de los años 2013 (8.96%), 2012(15.82%), 2010 (17.84%).

El mayor ritmo de actividad sectorial en el mes de noviembre se explica por incremento del desempeño de los dos principales componentes del PBI de la construcción.

En efecto, para el caso de la obra pública se registró un crecimiento de 33.10%, el mejor resultado del año y el segundo mejor resultado de los últimos 24 meses, después de la caída de más de 15% que se presentó en marzo. Vale la pena mencionar que, en agosto del 2017, la obra pública mostró un crecimiento superior al 8%, tendencia que se aceleró en los siguientes dos meses (23.74% en setiembre y 51.27% en octubre 2017) sin embargo, a partir a de noviembre 2017 se observó una desaceleración progresiva del crecimiento, como consecuencia de las dificultades de ejecución de las obras públicas (Especialmente asociado a Obras de Reconstrucción), retornando la recuperación recién en octubre (20.21%) y noviembre (33.10%) de 2018.

Por otro lado, el consumo interno de cemento registra un crecimiento de 7.29%, positivo por ser el cuarto mejor crecimiento del año pero que es inferior a los niveles de enero (7.41%), abril (8.17%) y mayo (8.29%). Es importante señalar que, en agosto de 2017, el consumo de cemento se incrementó en 3.64%, dentro de un cambio de tendencia que se dio en el mes de junio en este indicador, el mismo que había registrado una fuerte retracción en los primeros cinco meses de dicho año.

Si se analiza el consumo de cemento, acero y asfalto de los últimos doce meses. Se comprueba que los tres indicadores tuvieron un comportamiento diferente +4.51%, -0.89% y +8.69% respectivamente. Siendo notoria la recuperación de del cemento, la volatilidad del acero y la desaceleración del asfalto. Consideramos que la desaceleración del acero y en especial del asfalto tiene una relación directa con la desaceleración que tuvieron las obras públicas en los meses de marzo, agosto y  setiembre del presente año.

… Continuar lectura del informe Aquí