Construcción crecería 30,6% al cierre de este año

Gremio presentó esta mañana los principales indicadores de su IEC #46. Estudio revela que las operaciones de las empresas del sector crecerían 9,2% este año, pero solo 1,5% el próximo.

La construcción en el Perú crecería 30,6% este año, y con ello lograría superar un récord de 27 años. Sin embargo, en el 2022 podría caer nuevamente si el gobierno no implementa políticas adecuadas para impulsar el sector. Esa es una de las conclusiones principales que dejó la presentación del Informe Económico de la Construcción (IEC) #46 que CAPECO realizó esta mañana.

Guido Valdivia, director ejecutivo de la cámara, presentó los indicadores y perspectivas más relevantes de su estudio. Entre ellos destaca la proyección de que las operaciones de las empresas del sector podrían crecer 9,2% al cierre de este año, pero esa expansión sería menor en el 2022: solo llegaría a 1,5%. Además, las inversiones en nuevos proyectos disminuirían por factores políticos.  

En lo que concierne a setiembre de este año, la actividad constructora habría alcanzado un resultado positivo de 15,8%, aunque ello supone 10,3 puntos porcentuales menos que en el mes anterior, la cifra más baja en los últimos siete meses.

No obstante, Valdivia explicó que, tal y como se había pronosticado en la edición anterior del IEC, con el desempeño positivo registrado en agosto pasado (+25,5%), el producto bruto de la construcción ha encadenado doce meses continuos al alza.

Cuestión de expectativas
En función de la encuesta de expectativas que aplica CAPECO de forma bimestral entre las empresas del sector, los resultados de la más reciente permiten proyectar un crecimiento de 9,2% del nivel de operaciones de las empresas para el 2021, cifra superior al 6,7% que se estimó dos meses antes.

Si bien parece una proyección conservadora, el estudio arroja que se mantiene una perspectiva negativa (-3,8%) aunque menos intensa que la que presentaba en la anterior medición (8,2%) y que se sustenta, sobre todo, en la retracción de 13,7% de las ventas que ocurriría en el subsegmento de Vivienda No Social.

La presunción de los empresarios de la construcción respecto a un análisis de corto plazo es menos positiva. El nivel de operaciones de las empresas se elevó solo en 0,4% en el cuarto bimestre del 2021, y se espera que se incremente ligeramente en los meses de septiembre-octubre, con un ritmo de crecimiento de 2,1%.   

En cuanto al segmento inmobiliario, los pronósticos siguen siendo negativos (-4,9%). Esta situación de decrecimiento sería provocada principalmente por los productos de Vivienda No Social, Mivivienda Tradicional y Mivivienda Verde, cuyas ventas caerían en 13.1%, 2.9% y 1.0%, respectivamente.

Pese a ello, las empresas del sector construcción esperan que el nivel de operaciones crezca un 1,5% para el 2022.  Las empresas promotoras y las proveedoras de materiales estiman que sus actividades se reducirían en 3,5% y 0,2%. Asimismo, esta edición del IEC ratifica la disminución de inversión en nuevos proyectos de parte de las empresas del sector con decrecimiento de 1.6% para el año siguiente.

Para el gremio, estas previsiones confirman la percepción expresada por los empresarios de la construcción, que la vivienda informal, y en menor medida, la infraestructura pública, se convertirían en los rubros de construcción más dinámicos en el presente año, mientras que la vivienda formal se estancaría y se reducirían las asociaciones público-privadas y la infraestructura privada.

Obra Pública
Por otro lado,la ejecución de la obra pública encadenó siete meses al alza, de modo que se incrementó 93,9% en agosto. Completados los tres primeros trimestres del 2021, la ejecución de la inversión pública alcanzó cerca de S/ 24.000 millones, más del doble de lo invertido en el mismo periodo del 2020; 34% adicional a lo ejecutado en el 2019 y 31,6% por encima de lo realizado en similar lapso del 2018. La mayor ejecución del gasto de los últimos doce años se replica en todos los niveles de gobierno.

Estos altos niveles de inversión pública han permitido que en los primeros nueve meses del año se ejecute el 45% de los recursos presupuestados para el 2021, lo que hace suponer que los resultados a fin de año serán presumiblemente mayores al 65% en promedio logrado en los últimos años.

Desafíos de cara a la reactivación
Hacia el final de la presentación del IEC, Guido Valdivia detalló una serie de retos que el gobierno debe afrontar para consolidar la reactivación del sector construcción. Estos los resumió en cinco puntos:

  1. Asegurar recursos presupuestales suficientes para alcanzar mejores resultados tanto en obra pública como en obra privada.
  2. Atenuar los impactos negativos del incremento de precios de materiales y equipos de construcción, así como del incremento en las tasas de interés que se derivaría de la rebaja del rating crediticio de nuestro país.
  3. Terminar con el conflicto de competencias entre el Ministerio de Vivienda y los gobiernos locales que afecta la sostenibilidad de la actividad inmobiliaria formal -especialmente de vivienda social- y que en las últimas semanas se ha escalado.
  4. Resolver, de manera urgente, los problemas más acuciantes que se derivan de la obsolescencia e ineficiencia de la normativa nacional de contratación estatal, que impiden seleccionar las mejores propuestas y provocan paralizaciones de obra.
  5. Encarar proactivamente los conflictos sociales que se han profundizado en sectores productivos clave como la minería, la energía y la infraestructura, dentro de los que se debe considerar aquellos provocados por la proliferación de invasiones promovidas por traficantes de terrenos.