Dios nos coja confesados

Según información del mismo Sedapal, el 86% de la Red Primaria de Alcantarillado en Lima Metropolitana tiene una antigüedad mayor a 30 años y el 85% de la Red Secundaria tiene una antigüedad mayor a 30 años. Asimismo, los colectores primarios llegan a su capacidad máxima de diseño al poco tiempo de entrar en operación, es decir, mucho antes de haber cumplido su periodo de diseño.

Otro dato: en los colectores Surco y Comas, varios tramos trabajan al 90% de su capacidad por ser muy antiguos. Así también por problemas de falta de capacidad, el colector Puente Piedra, que tiene 10 años de operación, trabaja represado. Asimismo, el colector Aliviadero Naranjal, con 9 años de operación trabaja al 90%; igualmente el colector Aeropuerto tiene 01 año de operación y trabaja al 75%.

Con estas cifras, el riesgo de colapso de estas infraestructuras es altísimo, la solución no es sencilla porque se necesita una drástica transformación del modelo de gestión de agua y desagüe en el país. Mientras tanto, habrá que prepararse para la emergencia.