Formalización, tarea de todos

La informalidad es el nuevo terrorismo porque ataca a nuestra sociedad y pretende destruir nuestra economía. Una pregunta inmediata es ¿a quién le corresponde combatirla? Unos dicen que al Estado a través de normas, control y sanciones. Otros creen que es un mal endémico de nuestra sociedad y sería esta última la responsable de afrontarla. Hay quienes consideran que es el sector privado el indicado.

Las cifras de la informalidad son altas. El 60% de las edificaciones en el Perú son autoconstruidas y, el 70% de las viviendas de Lima, fueron construidas de manera informal.

Según el Estudio Cuantitativo Autoconstructores de GFK, realizado en 2015 para Maestro en Lima, Piura, Trujillo, Arequipa, Cusco y Pucallpa; 1.5 millones de hogares habitan en viviendas no aptas y 200 mil viviendas se derrumbarían en un terremoto. El estudio también afirma que, en proyectos en construcción, el 63% contrató a un maestro, el 23% lo hizo con ayuda de un familiar o un amigo y, solo el 1.4% recurrió a un contratista o especialista. En cuanto a proyectos de remodelación las cifras no distan de las primeras. El 57% contrata a un maestro, el 29% lo hace con ayuda de un familiar o amigo y 1.5% recurre a un contratista o especialista. Otro investigación: Informalidad Cotidiana del año 2017, elaborado por Lúmini Interpretación de Mercados, concluye que la alta informalidad en la construcción en Lima y Callao alcanza un promedio de 37%. Igualmente, afirma que el 67% de construcciones están inconclusas, es decir, presentan paredes de los costados sin tarrajear, fachadas sin tarrajear y construcción a medio terminar; el 43% presentan exposición irresponsable de viga y columnas; el 25% tienen transgresión al ornato distrital y a los espacios públicos, es decir, cables de luz, electricidad, tubos y otros expuestos y visibles; otras invaden la vía pública y varias tienen tendederos en los balcones y las calles. El 20% son construcciones con materiales no resistentes al fuego como la madera no tratada o presencia de construcciones prefabricadas, acero sin clasificación ni protección y adobe.

ACCIONES
En la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) existe un Comité de Formalización de la Construcción que reúne a las empresas e instituciones que vienen realizando esfuerzos individuales para luchar contra la informalidad y que busca definir objetivos y estrategias nutridas por el aporte de cada participante. El rol del gremio empresarial de la construcción es liderar, promover e impulsar todas las iniciativas de formalización que se vienen trabajando en diversos ámbitos. Para ello el primer paso es lograr el “alineamiento” de todos los actores involucrados respecto a la importancia de combatir desde todos los frentes a la informalidad. Actores que incluyen a las empresas, consumidores, sindicatos de trabajadores, gremios, academia, colegios profesionales, ministerios, Indecopi, Inacal, Indeci, municipalidades, Sunat, ONGs, entre otros.

Actualmente, existen diversas iniciativas privadas (Maestro, EPEI, Aceros Arequipa, Swisscontact, Unacem, Indeco, entre otras.) y públicas (Indecopi, Inacal, Sunat, entre otras) de difusión de contenidos que buscan generar conciencia en los consumidores sobre la importancia de tener una vivienda segura gracias a construir formalmente.

…Continuar lectura en archivo pdf