Gabriela Rosa-Pérez

«Quisiera poder resolver cualquier problema de quienes están a mi alrededor”

La arquitecta Gabriela Rosa-Pérez ha dedicado la mayor parte de su vida al servicio a la ciudadanía. Recientemente, en el Día Internacional de la Mujer, el Colegio de Arquitectos del Perú reconoció su labor incansable con un homenaje  El 8 de marzo, en el Colegio de Arquitectos del Perú, durante una ceremonia de reconocimiento por el Día Internacional de la mujer, Gabriela Rosa-Pérez conversaba con Lidia Gálvez Arévalo sobre si alguna vez, en sus más de 40 años de trayectoria profesional, habían vivido algún tipo de discriminación por su género en el ámbito laboral. Ambas, sorprendidas, respondieron que no.

“Reflexionamos sobre el hecho de que siempre hemos sentido un trato de igual a igual, con el mismo respeto el uno al otro, sin tener trabas para alguna aspiración”, apunta. Aunque en los años 50, década en la que Gabriela ingresó a la Universidad Nacional de Ingeniería, la arquitectura era una carrera predominantemente cursada por varones, ella en ningún momento sintió que recibió algún trato condescendiente por ser mujer y, por ello, agradece al grupo de profesores que guiaron su paso –y el de sus compañeros varones– por las aulas.

“Eran profesores de primerísima calidad, entre ellos figuraban los arquitectos Fernando Belaunde y Luis Miró Quesada Garland. Nos trataban igual que a cualquiera. Nos podían poner una nota excelente o una nota mala de acuerdo a nuestra respuesta en un determinado proyecto”.

Ejemplo temprano

A Gabriela Rosa-Pérez el amor por la arquitectura le llegó, podría decirse, por un afán de imitar. Desde pequeña, observaba con curiosidad cómo su primo, Carlos Alcedán, arquitecto de profesión, trabajaba arduamente sobre sus planos y maquetas. Así, a los 10 años, de forma casi natural, empezó a jugar junto a otras primas de su edad, precisamente, a hacer planos. La idea era dibujar ambientes y ver cuál podía ir al lado de otro.

Sin pensarlo tanto, Gabriela iría formando un criterio que le serviría para más adelante.

…Continuar lectura en Archivo PDF