Larga espera

En el año 2010 se convocó a un concurso para la transferencia de un gran terreno del excuartel Hoyos Rubio, ubicado en el distrito del Rímac. Allí, la empresa ganadora Besco, construiría unas 6,000 viviendas. Sin embargo, recién en este 2019 se procedió a su entrega y, por ende, al inicio de la construcción de los edificios que se sumarán a la oferta de vivienda social en la capital.

Este concurso se dio a finales del gobierno de Alan García, pero cuando asumió el nuevo gobierno Ollanta Humala, nunca se entregó el terreno. El consorcio ganador hizo entrega de la carta fianza correspondiente y la mantuvo hasta hoy con el objetivo de seguir con el proyecto. No entregarlo en el tiempo correspondiente fue injustificado, además, que transgredió la seguridad jurídica. Hoy, después de 9 años, ya se habrían entregado las 6,000 viviendas Techo Propio, cifra que supera al total de edificadas el año pasado bajo este programa. Por eso hay que felicitar al actual gobierno por haber tenido la voluntad de resolver el problema.