Machu Picchu cumple 40 años como Área Natural Protegida por el Estado

Fue constituida para proteger su singular biodiversidad y el conjunto de monumentos arqueológicos que alberga, entre ellos, la ciudadela inca de Machu Picchu.

El 8 de enero de 1981, el Estado Peruano creó el Área Natural Protegida (ANP) del Santuario Histórico de Machu Picchu con la finalidad de proteger su singular biodiversidad y el conjunto de sitios arqueológicos que alberga, entre ellos, la ciudadela inca, principal atractivo turístico de nuestro país.

Con una extensión de 32.592 hectáreas, el Santuario Histórico está ubicado en el distrito de Machu Picchu que, a su vez, está en la provincia cusqueña de Urubamba. Es una ANP de renombre internacional, famosa en todo globo por sus complejos y monumentos arqueológicos incas y por sus construcciones líticas de alto valor histórico-cultural. Pero también admirada por sus ejemplares de fauna, como el zorro andino, el puma, el gallito de las rocas y el oso de anteojos

En paralelo, el santuario presenta también un importante valor ambiental, con áreas boscosas, montañas escarpadas y picos nevados. Es una zona de interacción entre el dominio andino y el amazónico; y forma parte de una estrecha faja de transición entre ambos ecosistemas. Predomina el terreno de relieve abrupto y de laderas escarpadas.

Para ser más exactos, en el santuario se pueden encontrar desde cumbres nevadas situadas por encima de los 6.000 metros sobre el nivel del mar, hasta la zona más húmeda y caliente del río Urubamba que divide al santuario en dos, formando el cañón de Torontoy, por debajo de los 2.000 msnm. Su fuerte gradiente, acrecentada por el complejo sistema de vientos que propicia, crea microclimas que son fuente de una gran diversidad biológica.

Asimismo, ese ecosistema presenta vegetación tropical en la parte baja del sector oeste, en la cuenca del río Aobamba. Es un ecosistema típico de las llamadas “cejas de selva”, que toman este nombre porque constituyen el último remanente de vegetación nativa en esta área montañosa, y son el límite superior que alcanza la vegetación tropical en este sector de los Andes.