Menos del 2% de empresas de construcción habría suspendido casi todas sus operaciones por causa de la pandemia

Reciente estudio hecho por la firma Marsh, titulado “COVID-19 y sector construcción”, revela que el sector ha generado más de 1 millón de empleos en solo un año.

El estudio “COVID-19 y sector construcción”, publicado recientemente por la firma Marsh, revela que menos del 2% de las empresas del sector construcción suspendió casi en su totalidad —entre un 60% y 80%— sus operaciones por causa de la emergencia sanitaria. La investigación también señala que, por el contrario, el 39% de estas compañías estima que sus actividades continuaron avanzando en su totalidad.

Los resultados de este informe, que fueron rebotados por medios masivos como Gestión y La República, concluyen que las empresas constructoras que no habrían registrado suspensiones significativas son las que se desempeñan en las especialidades de concreto y asfalto, transporte de materiales, preparación o excavaciones, entre otras.

Según detalla Gestión, el 16% de estas organizaciones suspendió entre 5% y 10% de sus operaciones. Por su parte, el 14% suspendió entre 20% y 40%, y solo el 11% suspendió el 5% de sus actividades de manera presencial, ya sea en oficinas u otros establecimientos.

“La pandemia ha obligado a las empresas del sector a adaptar sus operaciones a las exigencias regulatorias, implementando medidas que les permitan garantizar la salud y seguridad de sus colaboradores, así como preservar la continuidad de sus operaciones”, refirió Percy Mesías Urday, gerente VP de Seguridad Ocupacional de Marsh Latinoamérica, en declaraciones que cita La República.

Seguimiento a la salud
En lo que concierne al estado de salud de los trabajadores del sector, el seguimiento de este tema ha sido objeto de preocupación por parte de las compañías constructoras. El estudio de Marsh revela que el 95% de ellas realizó evaluaciones constantes a los empleados mediante un servicio propio o contratando a terceros. Asimismo, el 29% de las organizaciones brindó balones o concentradores de oxígeno; y el 14% otorgó el servicio de ambulancia para el traslado de los empleados hasta el centro de salud.

“A pesar de que el 86% ha paralizado sus operaciones de forma total o parcial, vemos que el sector se viene recuperando de manera óptima. (…) Las empresas que se adapten rápidamente e inviertan en programas que garanticen la salud y bienestar de sus colaboradores estarán mejor preparadas para responder y recuperarse de los impactos de esta pandemia”, señaló Mesías citado por La República.