Miguel Romero Sotelo: Nueva visión global de Lima, ciudades humanizadas

Los planes para Lima Metropolitana son muchos. La nueva gestión edil apuesta por el cambio de zonificación, nuevas vías de comunicación y en crear mancomunidades que permitan una gestión eficiente. El teniente alcalde, arquitecto Miguel Romero, nos detalla los primeros pasos que se darán en la municipalidad, en los que considera que el empresariado privado será uno de sus principales aliados.

Arquitecto Romero, ¿Cómo ve el desarrollo urbano de Lima? ¿Cuál es la proyección?

Tenemos tres espacios donde vamos a insertar a Lima. El primero es el espacio global. Lima es la única ciudad latinoamericana que es capital y que está junto a la cuenca del Pacífico, que es un importante mercado donde están China, India y otros. Los puertos como el Callao, Chimbote, Chancay, Grano de Oro, San Martín pueden permitir que la ciudad capital pueda integrarse a la economía del mundo.

Un segundo espacio es la relación de Lima con respecto a toda la región central y con cuatro regiones en especial. La región Cerro de Pasco porque de ahí viene la gran minería que atraviesa la ciudad (transporte de carga); la región Junín donde está el valle del Mantaro y de donde viene todo el alimento para Lima; la región Ica donde tenemos el puerto de San Martín y el aeropuerto internacional de bajo costo a dos horas y media de Lima y la región Áncash donde está la relación con el tren de cercanías Norte – Sur.

El tercer y último espacio tiene que ver con una gobernanza eficiente. Para ello, estamos viendo de no manejarnos únicamente con los 42 distritos, sino manejarnos con la Ciudad Norte, la Ciudad Sur, la Ciudad Este y la Ciudad Centro, de tal suerte de lograr la sociedad mancomunada con la ciudad autosuficiente. Que no tengamos cruces de norte a sur sino que la Ciudad Norte -por decir compuesta por Ancón, Carabayllo, Comas- tenga su centro de trabajo, educación, recreación y todo lo que signifique comunicaciones ahí, para que sean mancomunidades de dos millones a dos millones y medio de habitantes, con el fin de que manejemos 10 millones de limeños como una ciudad más humanizada.

En concreto, va a poder plasmar lo que usted siempre ha propuesto en cuanto a ciudad y territorio…

Así es. Hay que transformar el territorio, pero con talento; agregando valor, no quitándoselo. Para eso se necesita una sociedad de emprendedores que puedan transformarlo para que a su vez tengamos una ciudad humanizada. No queremos informalidad, queremos formalidad. Hacer una ciudad humanizada quiere decir que tenga agua, desagüe, energía eléctrica, parques, equipamientos y sobre todo empleo. Hace poco, hemos estado con el ministro de la Producción y vimos el nuevo Parque Industrial de Ancón, será nuestra ciudad de Ancón. Una ciudad tipo Villa El Salvador, pero del siglo XXI, con tecnología.

Hablemos del sur ¿Cómo se va a manejar esa zona de Lima?

Nosotros hemos visto con mucha atención las grandes inversiones al sur de Lima. Por ejemplo, el proyecto Macrópolis, que ocupa un orden de 1,000 hectáreas y otro grupo más de 800 hectáreas. Ahí, tenemos unas 1,800 hectáreas de generación de empleo. Está el eje Chilca – Pucusana, ahí se asientan Coca Cola e Inca Cola, Celima y una serie de desarrollos comerciales e industriales. Lo que vamos hacer es ligar el transporte rápido masivo que llega a Villa El Salvador y bajarlo por una telecabina hasta la Panamericana Sur y hacia el mar. De esta forma cumpliremos con dos funciones: Uno, acercarlos a la Panamericana Sur para que puedan ir a su eje de trabajo y dos llevar, por ejemplo, a la playa a pobladores de Villa María del Triunfo, Pamplona Alta, Virgen de Buen Paso, San Juanito, Alfonso Ugarte, San Juan de Miraflores, Villa El Salvador. También tenemos el eje Lima Callao, por ejemplo. Es un área que ya no es el gran eje industrial, ahora es el gran eje de vivienda y cultura. Allí, tenemos que hacer redensificación. Tenemos programas para generar empleos, para hacer densificación y regenerar áreas.

¿Se podría decir que Lima entrará a un reordenamiento territorial?

Sí. Lo que vamos a hacer es la estructura de la ciudad para el futuro. Esa estructura donde gerenciaremos la red de carga, de transporte rápido masivo y la particular. Ahora está todo combinado. Por ejemplo, una red que estamos viendo es una vía periurbana que iría desde Macropolis en el sur, Huachipa en el este y el nuevo Parque Industrial de Ancón en el norte.

«Estamos viendo de no manejarnos únicamente con los 42 distritos, sino manejarnos con la Ciudad Norte, la Ciudad Sur, la Ciudad Este y la Ciudad Centro”, afirma el teniente alcalde de Lima.

La tarea es bastante ardua, sin embargo, Lima tiene varios problemas…

Lo sabemos. Por ejemplo, estamos viendo también cómo resolver la violencia. Creemos que son tres sus orígenes de la violencia. Hay muchos, pero lo estamos sintetizando. Uno, por ejemplo, es el tema de la droga. Creemos que el antídoto está en el deporte. Acá tenemos infraestructura con Los Panamericanos. Nuestro país está invirtiendo, a través del Gobierno central, un orden de 1,400 millones de soles en crear nueva infraestructura en diferentes zonas de Lima. Luego que pase esta actividad, esa infraestructura tenemos que conectarla con la ciudadanía, de tal manera que nuestros jóvenes y niños caminen hacia el deporte. Ya nos hemos reunido con Carlos Neuhaus, quien nos ha brindado toda la información correspondiente. Nosotros queremos hacer el ensamble entre la sociedad y la infraestructura deportiva para que esto no sea un fracaso, como ha ocurrido en otras ciudades después de pasado el evento. Por otro lado, queremos ver el tema de cultura en el centro de la ciudad. Vamos a manejar ejes. Por ejemplo, el eje cultural del Paseo de Aguas, la Alameda de los Descalzos, Paseo de los Bobos y todo lo que nos lleve al Complejo Hoyos Rubio, donde podamos tener a la Universidad Nacional de Ingeniería y otras entidades culturales, de tal forma que se creen ejes. El entorno urbano a esos ejes culturales va a ser potenciados con zonificaciones adecuadas.

¿Habrá una mayor comunicación con las autoridades distritales para una construcción más ordenada?

Hay una atomización de las inversiones y opiniones, pero nosotros como gobierno metropolitano vamos a coordinar con todos los alcaldes de Lima para explicarles que tenemos que hacer mancomunidades. La idea es dar a conocer la creación de áreas de trabajo, de habitación, de recreación y de espiritualidad. Esto último es muy importante, porque el ser humano no solo se enriquece con conocimiento sino también se enriquece con temas de espiritualidad, lo que lo hace discernir ante tanta corrupción. Lo hemos revisado con el señor alcalde Jorge Muñoz. Creemos que el ser humano es nuestro centro y, por lo tanto, estamos hablando de hacer ciudades humanizadas. Otro detalle, desarrollo urbano para contribuir al desarrollo humano, hay una relación de lo físico con lo humano.

NUEVAS VÍAS DE COMUNICACIÓN

Con relación a las mancomunidades, ¿cómo será la coordinación con el Ministerio de Transportes teniendo en cuenta que se necesitarán mejores vías de comunicación?

Lima es un ciudad que debe tener accesibilidad pública y ya lo hemos pensado. Tenemos dos trazos de nuevas vías que van a continuar: la vía Túpac Amaru, vía Universitaria y vía Canta Callao para no congestionar a la Panamericana Norte. La población densa está en Carabayllo, Comas e Independencia. Vamos a coordinar con el MTC, indudablemente, para que el tren de cercanías tenga ese trazo, de tal manera que el eje de cercanía se convierta en un eje vertebral donde esté ahí el transporte, energía, gas, agua y todo lo demás. Es decir, vamos hacer vías que no solamente sean de transporte sino que conduzcan la energía y los servicios públicos. Y, este tren de cercanías, va a tener dos roles: de carga por la noche y de pasajeros durante el día. Por ello, la importancia de ligarlo con Cerro de Pasco, Junín y otras regiones.

¿Igual sucederá en la zona sur?

Nosotros vamos a zonificar todas las áreas que hace 19 años estaba previsto en lo que era el plan y vamos, indudablemente, a hacer un plan con visión, planeamiento y gestión. Tendrá tres componentes con visión a futuro, como que ya hemos mencionado: el espacio global, el regional y el metropolitano. Tenemos que hacer planeamientos para la generación, renovación y densificación del suelo urbano. También vamos a integrar el transporte, vamos a manejar los intercambios viales de Pucusana, Playa Arica, Chilca y otros. Los camiones de las grandes compañías del sur ya no tienen intercambios viales adecuados. Para ello, tenemos un plan que lo vamos a conversar con los ministros de Transporte, de Vivienda, de la Producción, porque aquí la alianza es estratégica entre los gobiernos nacional, regional y el Metropolitano; donde este último se va a convertir en un promotor de inversiones y, a la vez, en un facilitador de toda la permisología. Queremos inversión sana en sectores como la construcción que, indudablemente, es un sector muy importante porque como decía el presidente Belaunde: “Cuando la construcción va bien, el país va bien”. Como todos sabemos la construcción moviliza cerca de 1,300 actividades económicas, sociales y culturales.

SECTOR PRIVADO

¿Además de los diálogos que van a tener con el Gobierno central y autoridades competentes, están también conversaciones con el empresariado para efectos de las inversiones?

Indudablemente que sí. El sector privado tiene un rol muy importante, el rol de apostar por la inversión. Nosotros, el sector público, le vamos a brindar zonificación, factibilidad, accesibilidad, titulación. Con esos cuatro elementos el sector privado debe invertir en su ciudad. No solo para hacer viviendas, parques logísticos, parques industriales, parques recreacionales, edificios de educación, todo lo que es transporte. El sector privado es nuestro aliado estratégico permanente. Vamos a integrar el sector público en los tres elementos: nacional, regional, metropolitano y vamos a trabajar con él.

¿En qué casos los involucrarían?

Tenemos, por un lado la tierra, queremos que esa tierra no solamente la ofertemos sino que el sector privado diseñe, construya y venda, lógicamente comenzando con los más débiles de la economía porque nos interesa que la pobreza en nuestro país sea erradicada. No solo se trata de entregar mantas para el frío. Nosotros queremos, por ejemplo, intentar con el Gobierno central darle calefacción a lo que se llama la zona Ticlio chico. Si tenemos el gas que está en el sur y llega al sur a City Gate, podemos ver cómo a través del Ministerio de Energía y Minas, alcanzar la tecnología del gas para que se tengan áreas de calentamiento.

AVENIDAS ARGENTINA Y COLONIAL

Hace algunos años se presentó una propuesta para cambiar la zonificación de la zona industrial de las avenidas Argentina y Colonial donde había mucho terreno habilitado, sin embargo, esa propuesta no se desarrolló. ¿Hay ideas al respecto?

Quiero decir con mucho respeto que a mí me tocó conducir ese cambio de las 1,000 hectáreas. Quinientas hectáreas en Lima, hablamos del primer periodo con el señor Castañeda, alcalde de Lima; y con el señor Kouri, alcalde del Callao, en el eje de la avenida Argentina, Colonial y Meiggs. Logramos que se insertaran, a través de los programas Mivivienda y Techo Propio, un orden de 25,000 viviendas que se han hecho. Pero la tarea no está terminada. Faltan muchísimas más áreas como la zona de Tingo María, zona línea del ferrocarril (todo eso Meiggs), la zona de Cárcamo. Todas esas zonas eran ocupadas por la industria. Antes tenían terrenos de 1,000, 5,000 metros. Lógicamente, muchas de esas industrias han migrado al sur en Lurín, al centro en Huachipa y al norte en Ancón. Entonces, esas áreas hay que reedificarla. Tenemos un interés inmediato en poder reedificar, no queremos que la ciudad se convierta en estática, creemos que las ciudades del Perú son ciudades dinámicas. Lógicamente, tenemos que ver la zonificación correspondiente, con un estudio no solamente de mercado que nos da un indicador sino también con estudios sociales y culturales porque no nos olvidemos que nuestro país ya no es una pirámide en la estructura social sino es un rombo donde la clase media tiene un rol muy importante que cumplir y ver qué nuevas actividades tiene el peruano hoy y en el futuro.