Mivivienda: afirman que Bono del Buen Pagador tendría efecto multiplicador de 23 veces en la economía

«Si el Estado coloca S/ 100 millones en subsidios a las viviendas por este concepto, esto produce un efecto en la actividad económica y en la construcción inmobiliaria por S/ 2.300 millones», estimó el presidente de CAPECO.

El presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), Jorge Zapata, aseguró que el Bono del Buen Pagador, subsidio otorgado a las familias que desean adquirir una vivienda, tiene un efecto multiplicador de 23 veces sobre la economía.

“Esto significa que, si el Estado coloca S/ 100 millones en subsidios a las viviendas por este concepto, esto produce un efecto en la actividad económica y en la construcción inmobiliaria por S/ 2.300 millones, es decir, 23 veces más de lo que el Estado otorga subsidios”, explicó en declaraciones dadas a la Agencia Andina.

En esa línea, añadió que estos S/ 2.300 millones de movimiento económico genera una importante tributación; es decir, impuestos que retornan al Estado. “Estos impuestos son dos veces mayores a lo que inicialmente colocó el Estado en subsidios”, precisó.

Según dijo, se trataría de un gran negocio para el Estado y, por supuesto, para las familias que necesitan adquirir viviendas, pues —siguiendo con el ejemplo— por los 100 millones de soles que el Estado otorgó como bonos para las familias que buscan vivienda, a los dos o tres años los recuperará dos veces más en impuestos.

Cabe señalar que el Bono del Buen Pagador (BBP) es una ayuda económica no reembolsable que se otorga al adquirirse un préstamo con el Nuevo Crédito Mivivienda, a través de las instituciones financieras intermediarias.

Este subsidio incrementa la cuota inicial y permite obtener un préstamo menor. Su valor va desde los S/ 10.300 hasta los S/ 24.600.

De acuerdo con el presidente del gremio constructor, es importante que se mantenga el presupuesto asignado para este bono. “Este subsidio es un gran impulso para la economía. Hay muchas familias que, inclusive, ya tienen aprobados sus créditos hipotecarios y han escogido sus viviendas y requieren de este bono para cumplir con el sueño de la casa propia”, manifestó.

Acceso a créditos
Asimismo, Zapata comentó que es importante trabajar en la posibilidad de que las familias de menores recursos tengan acceso a los créditos. “Este es un tema que no se encuentra muy difundido, es decir, hay muchas familias que en la actualidad no cuentan con los mismos ingresos de antes. A ellas se suman otras familias del sector informal”, precisó.

Agregó que el sector informal no ha sido atendido por la banca tradicional. “Por ello, es necesario evaluar mecanismos para que haya más actores en el sector financiero a fin de proporcionar créditos hipotecarios a toda esta gran cantidad de gente que compone el mercado informal para que, con esos préstamos, pueden acceder a una vivienda”, puntualizó.