Participación de mujeres en créditos hipotecarios creció más que los hombres entre 2016 y 2020

Para este año, la participación de mujeres como clientes de créditos hipotecarios será de 43%, según un informe de Experian.

El número de clientes de créditos hipotecarios del segmento mujeres creció 11% entre el 2016 y el 2020, según Experian. Durante ese mismo período de tiempo, la colocación de ese tipo de créditos en hombres creció 7,6%, lo cual refleja un importante espacio que viene ganando el segmento mujer en el desarrollo del crédito hipotecario del país.

Según información del diario Gestión —que cita datos de la consultora Experian—, se espera que la participación de mujeres en la colocación de créditos hipotecarios sea de 43% este año, con una deuda promedio de S/ 170.000.

En tanto, si se fracciona por edades, se observa que las mujeres de hasta 35 años lideran la mayor proporción de estos préstamos, lo cual se traduce en un 21%. En segunda ubicación figuran las mujeres de 51 a 60 años (19%). Las mujeres de 36 a 40 años y las de 41 a 45 años aparecen con una participación del 18%.

Marcela Pinzón, Head Middle Office de Experian, refirió que el crecimiento de la participación femenina en el segmento hipotecario obedece principalmente a las colocaciones de los créditos Mivivienda que otorga el Estado, lo cual financia viviendas por un valor que varía entre los S/ 58.800 hasta los S/ 310.800.

“El Crédito Mivivienda está orientado a los segmentos C y D, y en la medida que se ha ido impulsando este crédito, hace 10 años, ha hecho posible el crecimiento de la participación de la mujer en el crédito hipotecario. Ahí es donde parte una participación más activa de las mujeres”, dijo en declaraciones que consigna el diario Gestión.

En lo que concierne al crédito hipotecario tradicional, aseguró que la mayor participación en ese mercado corresponde a los varones. Cabe señalar que este crédito financia viviendas con un valor superior a los S/ 310,800.

Asimismo, indicó que el acceso de las mujeres al crédito hipotecario está asociado a los requisitos que establecen las entidades bancarias. De este modo, los bancos evalúan la capacidad de generar ingresos mensuales, tanto en el segmento hipotecario tradicional como Mivivienda, lo cual, a su vez, está vinculado a su historial laboral.

En cuanto a los plazos de pago, Pinzón indicó que, en su mayoría, las mujeres suelen optar por el plazo máximo que ofrece la entidad bancaria y buscan las cuotas de menor monto. Sin embargo, precisó que, si bien se opta por el plazo máximo de pago, en un ciclo normal de la economía, al final terminan de pagar el crédito mucho antes, pues ellas optan por los prepagos (pago del capital sin intereses).

No obstante, a raíz de la pandemia del Covid-19, muchas mujeres no han optado por realizar prepagos, «pues en un escenario de incertidumbre, se prefiere tener una especie de caja propia», dijo Pinzón a Gestión.