¿Qué factores de riesgo amenazan el dinamismo del sector construcción? Entérate aquí

Según CAPECO, los subsidios insuficientes para la colocación de viviendas sociales podría echar a perder el crecimiento de los siguientes tres meses.

Las estimaciones de la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) apuntan a que el desempeño del sector construcción mantendrá su tendencia alcista y llegará a su pico entre abril y junio de este año, con una mejora de hasta tres dígitos.

Así lo cree Guido Valdivia, director ejecutivo de CAPECO, quien sostiene que los primeros datos de la obra pública señalan un crecimiento mayor al 100%. “De esa manera, vamos a completar un semestre completo con crecimiento de dos dígitos que, sumado a los cuatros meses del último año, sumarán diez en total de mejora en el sector. Sin embargo, desde ese momento empezarán a verse algunos problemas», dijo a Gestión.

Según él, llegará un momento en el que la construcción habrá crecido a un tope muy fuerte. Sin embargo, el factor del cambio de gobierno implicará en el sector una retracción de la obra pública, incluso de la privada.

En ese sentido, recordó que cuando el nuevo gobierno fue elegido en las elecciones del 2016, prometió que iba a financiar viviendas de Mivivienda de hasta 37 UIT, lo cual provocó una caída en las ventas durante el primer semestre del año siguiente. “A partir de ello, no sabemos lo que va a pasar en el nuevo gobierno ni cuál será la dinámica. Entre julio y setiembre será difícil crecer al ritmo del primer semestre, debido a este cambio de mando”, advirtió en declaraciones que cita Gestión.

En línea con esa incertidumbre, Valdivia señaló que existen cuatro factores de riesgo que preocupan al sector construcción y que amenazan con interrumpir el crecimiento dinámico que ha registrado en los últimos meses. Estos son:

  1. Subsidios

El director ejecutivo de CAPECO afirmó que, hasta el momento, no existen suficientes subsidios para alcanzar el mismo nivel de colocación de viviendas sociales del año pasado porque el presupuesto del 2021 es inferior.

“Si el gobierno actual no consigue más recursos antes de que termine su gestión, mientras que ingrese el nuevo se van a perder tres meses para asignar recursos y vamos a perder la mitad del siguiente semestre. Ha pasado antes. Es un tema muy importante”, dijo.

  1. Obra pública

Valdivia considera que existen “dificultades estructurales” en materia de obra pública porque no se está ejecutando todo lo que se debería. “De cada cien soles asignados para inversión, se gastan sesenta y dos, lo demás no. Esto tiene que ver con varios problemas, uno es la norma de contratación pública, lo cual va a tomar tiempo”, explicó.

Otro problema fundamental —añade— son las fianzas bancarias: los bancos están cautelosos de brindarlas porque no conocen cuál será el precio final de la construcción y tampoco tienen claro el plazo que se va a tomar.

Frente a este desconocimiento, propone trabajar junto a COFIDE para lograr la aplicación de fideicomisos. «Esto permitiría, antes de que se vaya el actual gobierno, guiar algunos proyectos, entrar en fideicomiso y no requerir fianzas. Ello permitiría que haya una especie de PMO (Project Manager Office), es decir un controlador de proyectos como hicieron los británicos con los panamericanos y harán los franceses con la carretera central», manifestó a Gestión.

  1. Obras en ejecución

Según dijo Valdivia al citado medio, existen diversas obras que están actualmente en ejecución y tienen problemas para reconocer mayores pagos. «Se plantea que alguien, como un colegio profesional o independiente dentro de la obra resuelva alguna desavenencia. Eso está funcionando para las nuevas obras, pero las anteriores no tienen este mecanismo y ello se debe incentivar. Debe ser promovido desde el Gobierno central para que los proyectos que se hacen por gobiernos regionales y locales donde hay mucho conflicto, se implemente esta figura que existe en la legislación», indicó.

  1. Disputas

Finalmente, un cuarto factor de riesgo que menciona Valdivia es que hay algunos conflictos entre los dictamines del Ministerio de Viviendas y ciertas municipalidades que limitan las obras de construcción, lo cual no brinda seguridad jurídica a las inversiones.

En virtud de ello, CAPECO plantea que la gestión de estos aspectos claves del sector público sea compartida por el gobierno actual con los candidatos que pasen a la segunda vuelta electoral y no esperar a que termine la elección para hacer la transferencia de estas actividades.

«Cuando se sepa quiénes van a la segunda vuelta, tiene que haber una transferencia de información anticipada, cierta búsqueda de acuerdos. Si no hay, el gobierno actual tomará su decisión, pero no podemos darnos el lujo como si estuviéramos en cualquier circunstancia esperar a que el Jurado Nacional de Elecciones brinde la credencial para empezar, eso nos haría ganar casi tres meses de trabajo», dijo a Gestión.