Solicitan más de S/ 370 millones adicionales para cubrir subsidios de Mivivienda y Techo Propio

Falta actual de recursos que afronta el Fondo Mivivienda responde a la alta demanda y la colocación histórica registradas durante la primera mitad del 2021, informó el MVCS.

A poco más de mes y medio de haberse instalado el nuevo gobierno, aún no se ha concretado una asignación de recursos para el Fondo Mivivienda.

Como ya es de público conocimiento, la entidad adscrita al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) no cuenta actualmente con suficientes recursos para cubrir los desembolsos de subsidios de vivienda social para lo que resta del 2021, hecho que fue advertido por el propio fondo en junio de este año y sobre el cual CAPECO exhortó al entonces gobierno de transición a que transfiera recursos complementarios con carácter de urgencia.

El pasado lunes 06 de setiembre, el titular del MVCS, Geiner Alvarado, se presentó ante la Comisión de Vivienda del Congreso y aseguró que para afrontar la actual falta de recursos su cartera ha solicitado la transferencia de S/300 millones para el Bono Familiar Habitacional (BFH) del programa Techo Propio y S/76,1 millones para el Bono del Buen Pagador (BBP).

En declaraciones dadas a El Comercio, la viceministra de Vivienda y Urbanismo, Elizabeth Añaños, confirmó que el sector se encuentra gestionando las transferencias adicionales con el Ministerio de Economía y Finanzas. Aseguró, además, que el agotamiento de los recursos responde a la alta demanda y la colocación histórica registradas durante la primera mitad del 2021.

En lo que concierne al presupuesto 2022, este contempla menos recursos para los bonos de vivienda en comparación con lo que se aprobó para el este año. Para el caso del Bono Familiar Habitacional (BFH) de Techo Propio, se propone S/ 539.3 millones, un monto menor a los S/ 768.4 millones que se tuvo este año. En paralelo, para el Bono del Buen Pagador (BBP) de Mivivienda, el proyecto de ley de presupuesto para el 2022 prevé S/ 75 millones, similar al del 2021.

Inversiones en vilo
A criterio de Jorge Zapata, presidente de CAPECO, la falta de recursos para lo que resta del presente año y la menor asignación de presupuesto para el 2022 constituyen señales que los desarrolladores inmobiliarios tomarán en cuenta al momento de programar sus proyectos.

«Cuando los desarrolladores inmobiliarios ven que no hay suficientes subsidios para el 2022, ya tienen dudas de invertir en nuevos proyectos, lo que limita la oferta de vivienda», refirió en declaraciones dadas a Gestión.

En el mismo medio, el representante del gremio constructor planteó que los recursos para el Bono del Buen Pagador (BBP) deberían duplicarse; es decir, llegar a S/ 150 millones en lugar de S/ 75 millones.

“Se requiere, por lo menos, el doble de recursos para el BBP para continuar con una estadística favorable de venta de vivienda. Entregar una vivienda formal a una familia es darle calidad de vida, es sacarlo de la precariedad”, afirmó.