Tendencia de las tasas de interés de créditos hipotecarios dependería de las políticas del nuevo gobierno

Si bien estos créditos han mantenido una tendencia a la baja en los últimos años, especialistas inmobiliarios estiman que es complicado que continúen descendiendo.

Si bien las tasas de interés de los créditos hipotecarios han mantenido en los últimos tiempos una tendencia a la baja (al cierre de julio se ubicaba en 5,8%, según datos de la SBS), lo cierto es que están guiadas por las tasas de interés de los bonos soberanos, lo cual, a su vez, depende de la percepción del riesgo país.

Esta afirmación fue dada por Manuel Piñán, gerente de negocio inmobiliario del BBVA. En declaraciones al diario Gestión, explicó que la tendencia de las tasas de interés hacia los próximos meses dependerá de las políticas que aplicará el nuevo gobierno del presidente Pedro Castillo y la solidez que se perciba de ellas.

 El ejecutivo cree que es complicado que las tasas de interés sigan bajando. A su criterio, eso podría ocurrir “si el Estado implementa algún tipo de subvención”. Además, considera que la percepción del país que se tenga en el exterior también será un factor que determinará si las tasas se mantienen o elevan.

Por su parte, Hugo Perea, economista jefe de BBVA Research para Perú —otra de las fuentes consultada por el citado medio—, añade que otro elemento que podría desempeñar un rol en una hipotética alza de las tazas de interés de los créditos hipotecarios es un alza de las tazas en Estados Unidos.

“Esto puede generar una menor demanda en las economías emergentes como la peruana. Se podría reducir la tenencia de activos en el Perú, vender bonos peruanos, y haría que la tasa suba”, dijo a Gestión.

Sobre las colocaciones de créditos hipotecarios, Piñán aseguró que hasta junio no se registraba una reducción, esto debido a la demanda insatisfecha de vivienda que existe en el país.

Refirió que el total de la oferta no atiende la necesidad global. “En Lima se ofertan 28.000 unidades al año para una demanda con capacidad adquisitiva de 200.000 limeños”, explicó.