Todo apunta a que el sector tiene muy buena perspectiva

El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, ingeniero Javier Piqué del Pozo indica que su cartera seguirá impulsando la construcción de viviendas a través de sus programas  habitacionales. Asegura que la reconstrucción se acaba en setiembre del próximo año. Resalta la importancia del reordenamiento urbano; así como la construcción formal y, espera cumplir con llevar agua segura al 100% de las zonas urbanas del país al 2021.

Ministro, ¿cuál es la situación de la brecha de vivienda en el país?

Tenemos un déficit de un millón cien mil, que es el estimado. Escucho de esta cifra que no baja a pesar que hay esfuerzos de construcciones, pero es porque evidentemente la población sigue
creciendo. Pero en realidad la cifra se divide en dos partes: la de necesidad propia de vivienda que es, aproximadamente, un cuarto de millón de gente que no la tiene y, el resto, que es mejoramiento de la calidad de la vivienda. En ese sentido, a través de los esfuerzos que hacemos con los bonos y el Fondo Mivivienda, cubrimos alrededor de unas 70 mil soluciones al año. Digo soluciones porque en algunos casos son viviendas nuevas, en otros, son crédito para que la gente pueda comprar su vivienda y también están los casos para reparar. Ese es nuestro esfuerzo y el sector privado tiene también un aporte muy importante, somos aliados estratégicos en ese sentido.

En las avenidas Colonial y Argentina hay terrenos industriales que hace mucho tiempo la Cámara Peruana de la Construcción había visto con la posibilidad de cambio de zonificación para la construcción de viviendas, ahora que el suelo urbano es escaso. Con la visión que tiene como ingeniero civil y como conocedor de Lima, ¿qué opina sobre ese tema?

Me parece una magnífica idea. Nosotros estamos en el programa para generar suelo urbano para todo tipo de vivienda, incluyendo vivienda social. Estamos haciendo gestiones con la
Municipalidad Metropolitana para hacer un cambio de zonificación, por ejemplo, en un terreno que está en San Juan de Miraflores y, en general, en aquellas zonas industriales, que han
dejado su uso y que han quedado cerca al resto de la parte urbana y que se puede promover.

En cuanto al reordenamiento urbano de la ciudad, ¿cuál es el avance?

El reordenamiento urbano es un tema que desde el primer día le hemos puesto un esfuerzo primordial. Encima de mi escritorio tengo un proyecto de Ley de Desarrollo Urbano Territorial Sostenible, así lo hemos llamado porque no solamente es un ley de desarrollo urbano. Resulta que Lima ha venido creciendo desordenadamente. Yo nací en Jesús María y ahí todos son lotes
pequeños. En Breña, y otros sitios, en donde habían casas grandes, ahora se han construido edificios, por la demanda de vivienda. Pero no ha habido una relotización para cambiar la
zonificación. Es decir, se ha cambiado la zonificación, pero no la relotización.

¿Qué van a hacer al respecto?

Un equipo del Gabinete de Asesores ha propuesto un proyecto de Ley de Desarrollo Urbano Territorial Sostenible para que sirva de norma que es nuestro rol como ministerio. Nosotros no hacemos los planes propiamente, somos una entidad que norma y los municipios provinciales son los encargados de llevar a cabo esta zonificación. Pensando en que todavía hay zonas de Lima donde habrá este cambio y hay otras ciudades en similar situación en el Perú, no quisiéramos que se densifiquen de una manera desordenada.

Hay muy poco espacio común en Lima, muy poco ambiente en que la gente sienta que es una ciudad agradable por la cual desplazarse. Por eso estamos promoviendo esta Ley. Hay antecedentes, hay algunos proyectos en el Congreso de la República con ese objetivo. Lo estamos terminando de revisar para que siga los pasos y se concrete como una nueva ley en ese
sentido.

Ministro Piqué, Capeco viene promoviendo el uso del BIM, es un tema de innovación, el ministerio va con esa línea…

Por supuesto que sí. Cuando era decano de la Facultad de Ingeniería Civil de la UNI, creamos nuestro laboratorio BIM, por ser una tecnología que se viene imponiendo. Es muy útil para mejorar la calidad de las obras, para reducir las pérdidas por incompatibilidades. Con el BIM saltan las interferencias. En ese entonces, creamos este laboratorio y nuestra Biblioteca
Central se proyectó y modeló todo en BIM. Por ejemplo, el proyecto del nuevo local del Colegio de Ingenieros de Lima, también se ha modelado en BIM, es una gran herramienta. Lo
que está haciendo el ministerio es promover una norma. Toda construcción que promueve el Estado tiene que pasar por esta tecnología. Al Estado le corresponde el rol de liderar la innovación y el resto de los sectores se va a beneficiar hasta que esta tecnología se difunda, que las personas vinculadas lo conozcan y se vuelva un estándar.

…Continuar lectura en archivo pdf