Una mirada al presupuesto del sector Vivienda en 2022

De acuerdo con el proyecto de presupuesto sustentado hace pocas semanas ante el Congreso de la República, los recursos totales que se asignarán el próximo año al Ministerio de Vivienda serán S/ 2,940.3 millones; es decir, 11.6% menos que lo que tuvo a su disposición este año. ¿Qué se hará con ese dinero? ¿Cómo se distribuirá el gasto de modo tal que alcance para atender temas esenciales como la vivienda social y el saneamiento?

Una de las grandes incógnitas que ha concitado el interés del empresariado privado de la construcción es cuánto presupuesto tendrá el próximo año el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) para atender los temas claves que juegan un papel fundamental para el crecimiento del sector.
Esta inquietud se ha intensificado durante los últimos meses a raíz de la crisis que se produjo cuando los recursos para otorgar subsidios de vivienda social se agotaron a fines de agosto.

El clamor de CAPECO y otros gremios privados fue claro: se necesita mayor presupuesto. No se explicaban cómo el Gobierno no pudo prever una situación como la que se dio, considerando, especialmente, que la advertencia se produjo dos meses antes. Fueron semanas de desconcierto que se espera no vuelvan a repetirse.

Pero la incertidumbre sigue siendo grande. Y mientras el panorama comienza a definirse, resulta pertinente echar un vistazo al proyecto de presupuesto para el año fiscal 2022 en lo que atañe al sector Vivienda, Construcción y Saneamiento. Este proyecto fue presentado y sustentado ante el Congreso de la República en septiembre de este año por el ministro de Economía, Pedro Francke, y por el titular del MVCS, Geiner Alvarado, quien también hizo lo propio ante la Comisión de Vivienda del Parlamento.

POCO PARA TANTO
El presupuesto del MVCS para el próximo año asciende a S/ 2,940.3 millones. Lo primero que habría que mencionar es que es un monto menor que el que se asignó para el presente año (S/ 3,327.8 millones) y bastante más corto que los S/ 6,496.1 millones que se tuvo en 2017. En cuanto a su participación dentro del presupuesto general de la República, representa apenas el 1.5%, según cifras expuestas por el ministro Alvarado.

Si lo vemos al detalle, la programación 2022 del MVCS considera siete programas presupuestales que resumen buena parte de las inversiones que realiza este organismo estatal. Estas intervenciones son acceso de la población a la propiedad predial formalizada, cuya inversión prevista asciende a S/ 45.9 millones, reducción de vulnerabilidad y atención de emergencias por desastres (S/ 238.6 millones), Programa Nacional de Saneamiento Urbano (S/ 1,236.5 millones), Programa Nacional de Saneamiento Rural (S/ 273.8 millones), programa Nuestras Ciudades (S/ 11.6 millones), apoyo al hábitat rural (S/ 3.7 millones) y acceso de las familias a vivienda y entorno urbano adecuado (S/ 633.7 millones).

Estos siete programas suponen en total una ejecución de S/ 2,443.9 millones y representan el 83.1% de todo el presupuesto asignado al sector. Si lo ponemos en términos de proyectos, la cartera de inversión prevista por el MVCS contempla la ejecución directa de 890 iniciativas en 25 regiones. De estas, 880 corresponden a proyectos del Programa Nacional de Saneamiento Urbano (418), del Programa Nacional de Saneamiento Rural (438) y otros 12 a proyectos del Programa Agua Segura para Lima y Callao​ (PASLC). En el desagregado según montos de inversión por regiones, Piura lidera el cuadro con S/ 359.7 millones que se invertirán en 178 proyectos, le sigue Puno con S/ 356.6 millones para 51 proyectos y el tercer lugar del podio es para Lima, con un monto total de inversión de S/ 228 millones que serán destinados a la ejecución de 72 proyectos. En cuarto y quinto lugar figuran Arequipa y Cusco, con S/ 125.3 millones y S/ 91.2 millones, respectivamente.

El monto total estimado para la puesta en marcha de esos 890 proyectos es de S/ 1,493.1 millones. Adicionalmente, otros 170 proyectos están considerados para 2022 como parte de la continuidad de los que ya vienen ejecutándose a través de la modalidad de transferencias a gobiernos regionales y locales. Corresponden a obras de pistas y veredas (105), de saneamiento rural (42), saneamiento urbano (21) y de mejoramientos de parques (2). La inversión para todas estas obras corresponde a S/ 561.2 millones

VIVIENDA Y SANEAMIENTO
Según el MVCS, Saneamiento y Vivienda son dos ejes priorizados en la organización del sector. En virtud de ello, destinará un presupuesto de S/ 1,842 millones para la ejecución de proyectos de agua y saneamiento, así como para bonos de vivienda de interés social.

De ese total, S/ 614 millones serán asignados para el Bono Familiar Habitacional (BFH) y el Bono del Buen Pagador (BBP). Ambos son subsidios entregados a las familias que buscan acceder a una vivienda digna a través de los programas Techo Propio y el Nuevo Crédito Mivivienda, respectivamente.
El detalle de la distribución de ese dinero sería el siguiente: para el BFH de Techo Propio se asignarían
S/ 539.3 millones —un monto menor al de este año— y para el BBP de Mivivienda se destinarían, según el proyecto de presupuesto sectorial, S/ 75 millones.

Al respecto, Jorge Zapata, presidente de CAPECO, consideró que la menor asignación de presupuesto para 2022 constituye una señal que los desarrolladores inmobiliarios tomarán en cuenta al momento de programar sus proyectos. “Cuando los desarrolladores inmobiliarios ven que no hay suficientes subsidios para 2022, ya tienen dudas de invertir en nuevos proyectos, lo que limita la oferta de vivienda”, refirió en declaraciones dadas a mediados de septiembre a Gestión. En el mismo medio, el representante del gremio constructor planteó que los recursos para el BBP deberían duplicarse; es decir, llegar a S/ 150 millones en lugar de S/ 75 millones. “Se requiere, por lo menos, el doble de recursos para el BBP para continuar con una estadística favorable de venta de vivienda. Entregar una vivienda formal a una familia es darle calidad de vida, es sacarla de la precariedad”, afirmó. Por su parte, la exviceministra de Vivienda y Urbanismo, Elizabeth Añaños, reconoció que el presupuesto para 2022 es más austero. No obstante, en entrevista con Gestión, dijo que el MVCS debe encontrar los mecanismos que le permitan cubrir los bonos habitacionales.

“Sabemos que los recursos del próximo año son insuficientes. Pero vamos a insistir y vamos a poner la importancia del aumento de los bonos sobre la mesa para poder seguir haciendo las gestiones. Estamos analizando otras opciones, como tener artículos especiales para redistribuir los recursos. Esto va a tener que ser revisado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), pero hay un compromiso de no parar”, comentó cuando aún ocupaba su cargo. La entonces funcionaria agregó que estaban revisando los saldos y algunas partidas restringidas que podrían redireccionar para 2022. “Lo que es importante es dar tranquilidad al sector inmobiliario y financiero, porque estamos comprometidos en tener continuidad en la colocación de bonos y reforzar luego para implementar la política nacional de vivienda”, explicó.

PLAN AL CIERRE DE 2021
Con el año llegando a su fin, el MVCS informó que hay 26 proyectos de saneamiento urbano que deberían culminarse hacia diciembre próximo con una inversión total de S/ 865 millones.

Así lo detalló el ministro Geiner Alvarado durante su exposición ante la Comisión de Vivienda del Congreso. En paralelo, mencionó que otras 285 obras de saneamiento rural están en fase final, y también deberían quedar listas en diciembre con un monto programado de S/ 459 millones. Si se cumplen los cronogramas, se sumarían a las 204 obras de saneamiento urbano y 235 obras de saneamiento rural que ya fueron culminadas en lo que va de 2021.