¿Vas a adquirir un departamento? Conoce por qué debes evaluar antes las áreas comunes de un proyecto inmobiliario

«Las áreas comunes en un edificio generan un balance en el estilo de vida de sus usuarios», afirman desde la inmobiliaria Edifica. 

La necesidad de recreación, comodidad y seguridad en el contexto actual involucra diversos aspectos para tener en cuenta antes de adquirir un departamento. En tiempos de emergencia sanitaria es necesario elegir espacios que no solo cuenten con áreas espaciosas, sino que, además, brinden funcionalidad y sensación de libertad para quienes vivan en ellas.

En ese sentido, cada área común dentro de un proyecto inmobiliario cumple un rol fundamental al brindar el sentir de estar fuera del hogar (aún sin estarlo), a fin de complementar la recreación social y familiar que contribuya a mantener una salud integral, tanto a nivel físico como mental, como un componente fundamental en nuestro estilo de vida.

Edgar Ríos, gerente comercial de Edifica Inmobiliaria, sostiene que “las áreas comunes en los edificios han cobrado mayor relevancia en la actualidad, debido a los beneficios que les otorgan a sus inquilinos durante la pandemia, al generar un balance en su estilo de vida por las alternativas y funciones variadas que ofrecen, como las orientadas al confort o las que brindan espacios para mantener una vida saludable”.

En virtud de ello, antes de adquirir un departamento, es fundamental considerar las áreas comunes por estas seis razones:

  1. Rentabilidad del inmueble a futuro: A corto plazo, adquirir un departamento con diversidad en áreas comunes, implica ahorrar en recreación y obtener una mayor productividad a nivel laboral ya que dispones de los espacios fuera de tu hogar, así como su revalorización por la seguridad y comodidad que ofrece.
  2. Oportunidad de socialización y networking: La seguridad que brindan los espacios de un proyecto inmobiliario permitirán una mayor socialización entre vecinos o redes de contacto al coincidir en las áreas comunes del edificio, pero también disfrutar de la privacidad de estos, al hacer uso de ellos con una organización anticipada.
  3. Mayor motivación hacia una vida saludable: Gracias a las áreas comunes diseñadas para promover un estilo de vida saludable como el gimnasio, piscina o terraza para actividades deportivas y relajantes, la falta de tiempo ya no significará un impedimento para lograr ejercitarse.
  4. Ahorro de tiempo y dinero: La ubicación de los edificios deberá ser estratégica a fin de encontrarse cerca de estaciones de servicio o entretenimiento y así, evitar el agotador tráfico de la ciudad. Asimismo, tendrás un mejor ahorro económico aprovechando áreas comunes como coworking o fitness center.
  5. Zonas de descanso al alcance: Los espacios con una distribución funcional y las áreas verdes dentro del edificio o condominio te permitirán disfrutar de momentos de desconexión sin aglomeraciones de por medio, en donde salir a caminar u organizar un día de picnic serán actividades perfectas para disfrutar en familia. 
  6. Seguridad para los más pequeños:  La posibilidad de que los niños jueguen o disfruten de los espacios comunes del edificio les brindará oportunidades de crecimiento emocional con otros niños dentro de un lugar seguro y vigilado las 24 horas del día.