Versión 2 del Código Técnico de Construcción Sostenible

Por: Francesca Mayer Martinelli – CEO Perú Green Bulding Council

En el Consejo Peruano de Construcción Sostenible (Peru Green Building Council – Peru GBC) buscamos cambiar la manera en la que se diseñan, construyen y, finalmente, operan las edificaciones en nuestro país hacía una manera más sostenible. Trabajamos de la mano con diversas empresas del sector que tienen proyectos, productos y servicios de construcción sostenible, verde, ecológica, eco-amigables, u otros nombres que suelen usarse para referirse a dichas edificaciones.

Como toda tendencia positiva, es importante reconocer que tanto el sector privado como el Estado deben estar alineados. Por eso, junto con el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento y del Ministerio del Ambiente, en el año 2015 se lanzó el Código Técnico de Construcción Sostenible, que es una normativa nacional, de carácter voluntario que establece ciertos lineamientos básicos para desarrollar proyectos sostenibles en el país. Aplica tanto para proyectos del sector privado y comercial; y también puede aplicar a proyectos de índole tanto residencial como comercial.

Lograr este documento no fue nada fácil. Al iniciarse el trabajo, en el año 2013, el sector aún no estaba tan informado sobre temas de eficiencia energética y eficiencia hídrica, dos de los componentes principales del código. Se trabajó por casi 3 años en un comité multidisciplinario, el “Comité Permanente para la Construcción Sostenible” liderado por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) del cual también formaron parte el Ministerio del Ambiente, el Colegio de Arquitectos, el Colegio de Ingenieros, la Cámara Peruana de la Construcción, y nosotros, el Peru Green Building Council.

El documento fue lanzado de manera oficial, como voluntario, en octubre de 2015. Incluye requerimientos básicos para lograr ahorro energético en las edificaciones mediante la incorporación de luminarias altamente eficientes, características de confort térmico de los materiales (referenciados a la norma EM110), requerimientos de ahorro hídrico mediante el uso de equipamiento sanitario y de cocina también altamente eficientes y, finalmente, la incorporación de termas solares para el calentamiento del agua de baños y plantas de tratamiento de aguas residuales para proyectos de mayor escala.

En esencia, una guía básica sobre cómo lograr ser sostenibles con algunas simples medidas que no impacten mucho en el diseño ni presupuesto del proyecto. Ahora, como todo primer proyecto de normativa y con un tema tan nuevo como la construcción sostenible en el país, el Código Técnico de Construcción Sostenible (CTCS) no tuvo ni el despegue ni acogida del público que se esperaba.

El establecer la condición facultativa del código generó que realmente no haya mucho interés puntual por implementar estas medidas de sostenibilidad en los proyectos. Es sumamente complicado hacer un cambio per se, más aún cuando los constructores no están 100% familiarizados con los beneficios que puede traerle a sus proyectos. Nos tocó reformular la voluntariedad del código, y para la siguiente versión, la v2, buscamos que sea obligatoria para el sector público, al menos.

ACTUALIZACIÓN

Saltaron también algunos temas interesantes al empezar a actualizar el código como recibir la retroalimentación de varios desarrolladores inmobiliarios que trabajan en el distrito de Miraflores, cuya municipalidad optó por incluir el CTCSv1 de 2015 dentro de sus requerimientos para el programa de promoción de edificaciones verdes, mediante su Ordenanza 510, la cual premia a edificaciones con certificaciones internacionales por el cumplimiento del CTCS con área techada adicional para sus proyectos.

Torre Real 2 (San Isidro) y Torres Cincuentenario – Universidad de Lima (Surco) obtuvieron la Certificación LEED Oro.

 

El tema de las termas solares resultó ser de no tan fácil aplicación para muchos de los proyectos residenciales en la zona. Un arduo trabajo con el MVCS nos llevó a identificar algunos de estos problemas y conformar un nuevo comité, el cual está ahora vigente y enfocado en preparar una norma para instalaciones solares en nuestro país: la EM080, que se incluirá en la actualización del Código Técnico de Construcción Sostenible.

De la misma manera, las plantas de tratamiento de aguas residuales también tuvieron que ser reevaluadas para esta nueva versión. Trabajando de la mano de miembros del Peru GBC, expertos en tratamiento de aguas y nuevamente el MVCS, algunas consideraciones adicionales serán agregadas a la v2 para hacerla más accesible a todo el público que desee trabajar con él.

La versión 2 del Código busca elevar un poco la valla, así como aterrizar en algunos requerimientos de la primera versión que pudieron considerarse como experimentales en su momento. También se busca adicionar categorías de aplicación de estrategias como las de paisajismo y materiales siempre, por supuesto, aterrizadas a nuestra realidad y a la oferta de productos del mercado local. Se espera poder lanzar la v2 para finales de este año, voluntario para el público en general, pero obligatorio para el sector público.

A nivel regional, vemos que países como Colombia o Chile están un poco más adelantados que nosotros con respecto a todo el tema normativo. Colombia cuenta con múltiples Códigos de Construcción Sostenible, inclusive códigos independientes por sectores y de atributos puntuales como eficiencia energética y manejo de residuos. Muchos de estos códigos son ya obligatorios para todo el país y han generado un gran crecimiento en el número de edificaciones sostenibles, así como programas de eficiencia energética financiados por fondos internacionales, movilización de tasas especiales por parte de la banca, entre otras medidas de avance hacia la sostenibilidad en el desarrollo del país. De la misma manera, Chile cuenta con exigentes políticas de eficiencia energética que han ayudado a elevar el estándar de las edificaciones a nivel nacional. La región y el mundo entero van hacia esa dirección.

En nuestro país, vemos que el futuro de las normativas de construcción sostenible es positivo. La versión 2 del Código Técnico de Construcción Sostenible tendrá nuevas y diversas políticas y normativas complementarias que harán que este código sirva de catalizador para generar un cambio hacia la sostenibilidad para la forma en la que se diseñan y construyen las edificaciones en nuestro país. Hay mucho interés por parte de los diversos sectores. Cada día vemos a más equipos de proyectos buscando mayores eficiencias y ventajas para los ocupantes de las edificaciones. El código servirá como una herramienta de soporte para la innovación en el desarrollo de productos y soluciones que busquen optimizar la sostenibilidad de nuestras edificaciones.