Advierten que empleos en sector construcción caerían drásticamente si cambia el modelo económico

Según el INEI, la construcción generó 386.800 empleos solo en Lima Metropolitana. Especialista señala que la incertidumbre política afecta las decisiones de inversión en este sector.

Una de las actividades productivas que se vería más perjudicada por un hipotético cambio del modelo económico sería la construcción. A criterio de Eduardo Jiménez, economista de Macroconsult, la incertidumbre política ya está afectando las decisiones de inversión en este sector.

“Ya hay muchos proyectos parados, la construcción es uno de los sectores más afectados pues son inversiones a largo plazo”, dijo en declaraciones que cita Gestión.

Para Jiménez, algunas compañías globales más adversas al riesgo ya se están retirando del Perú, por ejemplo, en el sector retail, donde están vendiendo su participación a empresas locales.

Según revela el más reciente reporte del INEI, entre febrero y abril de este año, el sector construcción generó 386.800 empleos en Lima Metropolitana. Por su parte, la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) estima que, a nivel nacional, el sector genera cerca de un millón de puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

“En un escenario de inseguridad jurídica por el cambio de modelo económico, las ventas de viviendas bajarían, lo cual afectaría al sector”, advirtió Jiménez al citado diario. Agregó que “nadie querría endeudarse a largo plazo con la compra de una vivienda; la construcción y generación de empleo caerían drásticamente”.

Cabe señalar que el candidato presidencial Pedro Castillo ha propuesto medidas como la renegociación de contratos, restricción de importaciones y cambios en la Constitución.

Em virtud de ello, Jiménez indica que estos planteamientos impactarían en las expectativas de inversión, sobre todo en el rubro exploración en minería e hidrocarburos.

Asimismo, el economista prevé dos escenarios en caso Pedro Castillo gane la presidencia: un escenario moderado, que se daría si no logra cambiar la Constitución por no obtener el respaldo del Congreso. “En ese escenario, Castillo tendrá que jugar con las reglas actuales. Incluso así, con las medidas propuestas se va a alejar la inversión para futuros proyectos”, señaló.

El segundo escenario sería el extremo, el cual ocurriría si se concreta el cambio de Constitución. “Allí no solo se afectará la inversión futura sino los niveles de producción actual, pues ya ni la propiedad estaría asegurada”, refirió al citado medio.