Aprueban lineamientos para diseñar edificaciones resistentes a tsunamis

Cumplimiento de estas directrices es obligatorio para entidades públicas, empresas privadas y personas naturales que opten por construir o adecuar una edificación de este tipo, informó el MVCS.

El pasado 27 de julio, un día antes del cambio de gobierno, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) aprobó los “Lineamientos para el diseño de edificaciones para evacuación vertical frente a tsunamis”. Estas directrices permitirán diseñar y construir edificaciones que sean resistentes a este tipo de fenómenos, o adecuar las ya existentes.

Mediante la Resolución Ministerial 219-2021-VIVIENDA, el organismo aprobó esta norma que permitirá tener edificaciones altas y resistentes a los tsunamis, a fin de que la población vulnerable que vive en zonas costeras pueda refugiarse en ellas ante la eventual ocurrencia de este fenómeno. Es lo que se conoce como evacuación vertical.

“Lo recomendable cuando ocurre un tsunami es evacuar hacia las áreas que estén más alejadas de la zona costera, que es a lo que se le llama evacuación horizontal. Pero cuando se sabe que esta gran ola llegará rápidamente, y no dará tiempo a los habitantes de llegar a zonas seguras, se recurre a la evacuación vertical”, dice la nota de prensa del MVCS.

La comunicación añade que el cumplimiento de estos lineamientos es obligatorio para las entidades públicas, empresas privadas y personas naturales que opten por construir o adecuar una edificación de este tipo. Además, son de aplicación complementaria al Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE) y demás normas aplicables a los procesos edificatorios.

El contenido de esta norma fue elaborado por un equipo técnico especializado que estuvo encabezado por la Dirección de Construcción de la Dirección General de Políticas y Regulación de Construcción y Saneamiento del MVCS. Además, se contó con el aporte del Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (SENCICO), el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), el Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (CISMID), el Colegio de Ingenieros del Perú, y diversos especialistas.

Cabe señalar que, antes de su aprobación, la norma pasó por una etapa de consulta pública. Durante este fase, el MVCS recibió los aportes, comentarios y sugerencias de la ciudadanía.