Camisea destinará USD 39 millones para promover uso del GNV en transporte

Consorcio explicó que la promoción se enfocará en vehículos con motores dedicados a este combustible, en el segmento de transporte de pasajeros y carga en el departamento de Lima y la Provincia Constitucional del Callao.

El consorcio Camisea destinará un fondo de aproximadamente 39 millones de dólares en los próximos tres años para la promoción del uso del gas natural vehicular (GNV) en vehículos con motores dedicados a este combustible, en el segmento de transporte de pasajeros y carga en el departamento de Lima y la Provincia Constitucional del Callao.

El consorcio explicó que a los efectos de implementar el programa de estímulo para la compra de vehículos nuevos dedicados a GNV, se llegó a un acuerdo con la empresa de distribución de gas natural Cálidda, que colaborará activamente con la ejecución de los planes específicos y se conformará un fideicomiso de administración de los fondos.

“El objetivo del programa es promover el uso del GNV y contribuir con el Estado en los planes de masificación del Gas Natural, para conceder a los transportistas los beneficios de un combustible más barato, y a la sociedad las ventajas de una energía más limpia”, precisó Camisea.

Según información de la agencia Andina, en la actualidad en Lima circulan 123,000 camiones y 23,000 buses de transporte urbano que tienen una antigüedad, en promedio, de 25 y 15 años, respectivamente. Se estima que menos del 3 % de los vehículos funcionan a GNV y que el ahorro de los transportistas por migrar del diésel al GNV estaría en el entorno del 50 %.

El programa de Promoción de GNV de Camisea proyecta incorporar más de 3,000 nuevas unidades a gas natural vehicular en los próximos tres años.

“Si bien un vehículo de carga pesada o de transporte urbano de motor de GNV es aproximadamente un 20 % más costoso que otro de diésel, el programa de estímulo prevé el otorgamiento de beneficios económicos que ayudarán a los transportistas a costear este mayor precio de compra. Adicionalmente, accederán a los beneficios de un combustible más limpio y barato que les concederá una mayor rentabilidad”, refirió el consorcio.

El gas natural también contribuye a tener un aire más limpio y saludable, y facilita la reducción de hasta un 40% y 60% en las emisiones de compuestos químicos y dióxido de azufre, que son los principales causantes de los problemas respiratorios en las grandes ciudades como Lima.