PBI de la construcción creció 1.143% en abril

Gremio presentó hoy los principales indicadores de su IEC n.º 41. Se destaca que el sector llegará al cambio de mando presidencial encadenando once meses consecutivos de crecimiento.

La Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) presentó hoy los principales indicadores de su Informe Económico de la Construcción (IEC) n.º 41. Este documento se elabora sobre la base de la Encuesta de Expectativas que se aplica bimestralmente entre las empresas que se desenvuelven en la actividad constructora y que están asociadas al gremio.

La presentación estuvo a cargo de Guido Valdivia, director ejecutivo de la cámara. Del saque, comentó que la construcción ha continuado recuperándose, pero con expectativas condicionadas por el desenlace electoral. Pese a esa incertidumbre, llegará al cambio de gobierno creciendo a dos dígitos y a la espera de definiciones políticas.

La recuperación de la construcción se traduce en un crecimiento extraordinario de 133,1% del PBI de la construcción registrado durante marzo pasado, lo cual supone el desempeño sectorial más alto desde abril del 2008. Además, supera ampliamente al PBI global, indicador que se situó en 18,2%.  

Valdivia explicó que, con la expansión de marzo, el sector ha logrado encadenar siete meses de crecimiento continuo contados desde setiembre del 2020, cuando las cifras dejaron de ser negativas y marcaron un tímido 4,4%. Cabe recordar que en marzo del año pasado, cuando inició la pandemia, la caída fue de -46,3% y el sector logró cerrar con un crecimiento de doble dígito: 23,1%.

En lo que concierne a abril del 2021, CAPECO estima que el PBI de la construcción habría crecido 1.143% por efecto rebote estadístico. Según refirió Guido Valdivia, este cálculo se basa en que dos variables importantes, como el consumo de cemento y el avance de obras públicas, habrían pasado de 145,1% en marzo a 6.150,2% en abril, y de 117,3% a 472,4% respectivamente.

Refiriéndose a las expectativas sectoriales para el 2021 y 2022, el director ejecutivo de la cámara señaló que están en un rango bastante positivo. Las estimaciones del MEF apuntan a que el crecimiento para este año sería de 24,9%, una proyección que supera incluso a la de CAPECO, que se sitúa en 21,7%. El BCR, por su parte, es menos optimista y prevé que ese indicador será de 17,4%. Para el 2022, la perspectiva del MEF es que el sector crecerá a un ritmo mucho menor: 5,7%.

Precios de materiales
En materia de evolución de precios de los insumos de la construcción, Valdivia indicó que el acero ha experimentado un crecimiento exponencial: entre noviembre del 2020 y febrero del presente año, su precio aumentó 8,9%.

Otro material como el ladrillo, que responde a una demanda interna, tuvo un crecimiento mensual de 4,1% durante los últimos 10 meses, con una variación porcentual de +36,8% en los últimos 12 meses.

En el caso de la loseta, el crecimiento registrado durante los últimos 10 meses fue de 0,3%, un valor mínimo que se condice con la variación porcentual de +3,3%. El precio del cemento no habría registrado crecimiento alguno, según las cifras del IEC.

Empleo sectorial
Entre febrero y abril de este año, el empleo en construcción creció 55,9%, un valor que casi quintuplica el crecimiento del empleo general registrado durante el mismo periodo (12,4%). “La construcción está jalando a la economía. Este es un tema importante porque vuelve a destacar la trascendencia de este sector como una estrategia contracíclica. Esto está demostrado en todos los países donde se dan, por ejemplo, programas de vivienda social y actividades que tienen impacto en el empleo y la inversión”, dijo Valdivia.

No obstante, comentó que el gran problema de este crecimiento es que se sustenta en el subempleo o empleo informal. En Lima Metropolitana, por ejemplo, el empleo adecuado no ha recuperado sus niveles pre pandemia (267,2%) y para el trimestre febrero-marzo-abril 2021 se sitúa en 242,4%. En contraparte, el subempleo mantiene un crecimiento sostenido desde julio del año pasado, a tal punto que en el trimestre señalado registró un 144,4%.

En resumidas cuentas, entre este último trimestre y el primero del 2020, el empleo en el sector creció en 9%, con 32.100 puestos de trabajo más. En paralelo, el empleo informal creció en 65,0% mientras que la población adecuadamente empleada disminuyó en 9%.

Respuestas para salir de la crisis
Según expuso Valdivia, desde la mirada de CAPECO resulta indispensable una amplia agenda reformista para superar las barreras que debilitan el Estado de Derecho y que le han impedido alcanzar niveles apropiados de competitividad económica y de bienestar social.

En ese sentido, indicó que estas reformas deben lograrse dentro del marco de un compromiso explícito entre los poderes públicos y de la sociedad civil “para llegar a acuerdos que garanticen su continuidad y legitimidad partiendo de la convicción de que hay mucho en este modelo que debe ser preservado”.

Señaló, asimismo, que el gremio constructor considera que el éxito de este proceso reformista depende en gran medida de identificar apropiadamente los cambios selectivos que sean necesarios. Estas debilidades que deben ser superadas son: la grave disfuncionalidad de las ciudades peruanas, la invasión de tierras y la construcción informal, el alto déficit de infraestructura, la incapacidad estatal para proveer bienes y servicios básicos de calidad y la falta de mecanismos para la colaboración entre actores públicos y privados.