Inversión minera creció 21% en 2021

IEC #48 de CAPECO revela que crecimiento proyectado de la minería para el 2022 se redujo en más de la mitad: pasó de 8.3% (estimación dada en setiembre por el BCRP) a 3.4% en diciembre.

El IEC #48, presentado este miércoles 22 por CAPECO, revela que la inversión minera en el Perú creció 21% durante los primeros 10 meses del 2021. Sin embargo, detalla también que ese desempeño se encuentra todavía un 15% por debajo de los niveles pre-pandemia, lo cual no se condice con la situación actual del mercado internacional de productos mineros ni con el monto de inversión que implica la cartera de futuros proyectos (la cual bordea los USD 53.000 millones).

El estudio da cuenta de que el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) ha proyectado una expansión de la inversión minera de 22.5% para el 2021, ello supone una mejora en 4.5 puntos porcentuales a la estimación que el mismo organismo autónomo difundió en su informe de setiembre.

Por el contrario, el crecimiento proyectado para el año que viene se redujo en más de la mitad: pasó de 8.3% (estimación dada en setiembre) a 3.4% en diciembre. De hecho, el BCRP explica en su reporte que «la proyección para el periodo 2021-2023 considera la culminación de la construcción de los proyectos Quellaveco (USD 5,5 mil millones de inversión total) y la Ampliación de Toromocho (USD 1,3 mil millones) en 2022. Adicionalmente, se espera que proyectos como Yanacocha Sulfuros (USD 2,1 mil millones) y San Gabriel (USD 0,4 mil millones) inicien su construcción en 2022 y Corani (US$ 0,6 mil millones) en 2023.»

A pesar de las inversiones que se ejecutarán en los próximos años, el BCRP espera una importante caída en la inversión minera para el 2023, “aunque en menor proporción que la que se experimentó el año pasado”, dice el IEC.

CAPECO añade que, a los conflictos y roces generados con las comunidades en su área de impacto, se sumó este año el clima de tensión y protesta sobre los proyectos mineros que llevan muchos años de operación, lo cual derivó en bloqueos de carretera y paralizaciones de operaciones mineras, así como la propuesta de aplicar mayores tasas de impuesto a la renta a las ganancias extraordinarias.

Una entidad autónoma a cargo
Por ello, en el caso del llamado Corredor Minero, el gremio plantea la creación de una entidad autónoma para formular e implementar un único Plan de Desarrollo para todo el ámbito territorial del corredor y pueda tener a su cargo la priorización, evaluación, ejecución y operación de los proyectos de desarrollo económico y social que se acuerde emprender. Así, se dará un tratamiento integral y articulado de las necesidades de la población, abandonando la fallida estrategia de planificación e inversión de escala distrital o provincial.

Esta entidad deberá estar a cargo de un representante del Poder Ejecutivo con rango de viceministro, que resida en la zona de manera permanente. Los gobernadores regionales y los alcaldes de las provincias que forman parte de la zona de influencia directa de los complejos mineros formarán parte del Consejo Directivo. Idealmente, sugiere Capeco, para su conformación y para la etapa inicial de operación se debería contar con el asesoramiento de una entidad multilateral, con la finalidad de garantizar un nivel de excelencia en la gestión.