José Salas La Cruz

«El futuro de la ingeniería está en la gente joven»

Ingeniero y apasionado por la hidrología. Ha forjado una trayectoria de investigación y docencia en la Universidad de Colorado. Sus estudios han aportado al desarrollo de sistemas hidrológicos extranjeros como los del río Nilo, pero también a proyectos nacionales como Aguada Blanca o la Central Hidroeléctrica del Mantaro.

Hasta los 12 años, el ingeniero José Salas la Cruz, nacido en Lima, vivió en la ciudad de Coracora, capital de la provincia de Parinacochas, en Ayacucho. Allí creció viendo a su padre revisar sus anotaciones en cuadernos de geometría descriptiva, analítica y cálculo. Él había querido ser ingeniero y había entrado a la entonces Escuela de Ingenieros, pero el panorama político era agitado y los centros de estudios superiores fueron clausurados, por lo que desistió de su sueño y optó por mudarse al poblado ayacuchano. Así que fue su hijo quien terminó de seguir sus pasos.

José Salas la Cruz ingresó a la Universidad Nacional de Ingeniería en el primer intento. Allí, destacó de la mano de grandes maestros que recuerda con cariño, como los ingenieros Héctor Fernández, Carlos Ibañez y José Luis Bosa. Al llegar el momento de elaborar su tesis, decidió hacerla en conjunto con su amigo Manuel Lescano, sobre un modelo físico hidráulico para la represa Aguada Blanca, en Arequipa.

“Me encargué de estudiar la evacuación por un vertedor para que las descargas del río sean más eficientes. Usaron parte de nuestro trabajo para el modelo, pero, desafortunadamente, nunca tuve la oportunidad de visitar la obra construida”, recuerda el ingeniero Trayectoria Internacional A partir de su tesis, comenzó a trabajar en el laboratorio de Nacional de Hidráulica, en la UNI. Pero pocos meses después, por auspicio de la fundación Ford, obtuvo una beca para hacer una maestría en Hidráulica, en la Universidad de Colorado. Después, en el año 1968, regresó a Perú a seguir trabajando en el laboratorio. “A mi regreso, estuve encargado de una parte del proyecto de la Central Hidroeléctrica del Mantaro, en Tayacaja. Me tocó estudiar una vía para que el desarenador funcione de forma eficiente, captando los elementos y permitiendo que solo ingresara el agua a los túneles”, señala José Luis.

…Continuar lectura en Archivo PDF