“La casa en la arquitectura moderna”, un libro que ofrece respuestas en torno a la vivienda

Libro de Manuel Martín Hernández ensaya respuestas a una cuestión fundamental: si la vivienda moderna llegó a existir o no.

Respuestas a la cuestión de la vivienda. Eso es lo que, en líneas generales, propone La casa en la arquitectura moderna (Reverté, 2014), libro de Manuel Martín Hernández. A lo largo de sus 400 páginas se discute los lugares de lo doméstico en la modernidad, y se ensayan respuestas a una cuestión fundamental: si la vivienda moderna llegó a existir o no.

Dirigida a lectores interesados en la arquitectura de la casa, la publicación inicia con un breve recorrido por algunos hitos del siglo XIX; se enuncian las tareas a las que se enfrentó la nueva arquitectura de la vivienda. Tras ello, el autor realiza una descripción de los tipos y mecanismos de referencia para la definición de la casa moderna y algunas de las más conocidas casas experimentales de las primeras décadas del siglo XX, lo que permite documentar sus verdaderas posibilidades.

Posteriormente, muestra cómo la investigación arquitectónica resultó ser más próspera en la búsqueda de modelos de agregación de unidades de vivienda, con todo el aparato experimental y político que permitió su época. “Aquellas iniciativas no sólo se expusieron y se construyeron, sino que llegaron incluso a ofrecerse como políticas residenciales alternativas a los modos tradicionales de producción urbana”, dice la reseña oficial publicada por la Editorial Reverté.

Así las cosas, un recorrido por los nuevos equipamientos, acompañado por una mirada a la cultura japonesa, permite descubrir algunos mecanismos aplicados a la variabilidad del espacio y el tiempo domésticos. Finalmente, el libro deja claro que la pregunta por la casa moderna tuvo, indefectiblemente, más de una respuesta.

“El interés por la casa moderna está en el presente. Mucho de lo que se dice y se hace hoy en materia de vivienda ya se dijo y se hizo durante el periodo que recorre este libro. Es asombroso comprobar hasta qué punto la mayor parte de las mejores y más avanzadas arquitecturas domésticas de muchos arquitectos actuales estaban ya planteadas, resueltas y comprobadas en aquellas primeras décadas del siglo XX”, afirma la reseña.

Se trata, indudablemente, de un libro cuyo texto y ejemplos que lo ilustran buscan evitar que los arquitectos contemporáneos pierdan el tiempo inventando lo que ya lleva muchos años inventado.