“Mi formación en el Instituto CAPECO hizo posible que siga con mi carrera profesional de Ingeniería Civil”

Kevin Jáuregui Aguirre (KJ) y Nicolás Mendoza Cavero (NM) son egresados del Instituto CAPECO. Actualmente, están estudiando la carrera de Ingeniería Civil (así como otros 92 egresados), gracias a los convenios que tiene la institución con diversas universidades que les han permitido convalidar los estudios de su carrera técnica. En la siguiente entrevista nos cuentan sobre las oportunidades ganadas y las proyecciones en su vida profesional.

¿Por qué elegiste estudiar la carrera técnica en Construcción Civil?
KJ: Mi padre es maestro de obra y cuando yo era pequeño siempre admiré el trabajo que realizaba en las distintas construcciones. Él investigaba acerca de los trabajos del rubro de la construcción. Por él y por mi familia es que decido a estudiar la carrera.

NM: Mis amigos trabajaban en este sector como operarios, esa fue mi principal influencia. Ellos me expresaban que las remuneraciones que se obtienen en este sector son altas en comparación a otras profesiones y que podía, con esta carrera, constituir y gerenciar mi propio negocio de construcción, mi propia empresa.

¿Y qué te llevó a elegir al instituto CAPECO?
KJ: Las empresas donde trabajaba mi padre tenían la opción para estudiar en el instituto CAPECO debido al prestigio que se ha ganado en el rubro de la construcción. Él me recomienda el instituto. Incluso recuerdo que con él trazamos la meta de terminar la carrera.

NM: Elegí el instituto por su reconocimiento y reputación en el sector, me comentaron que tiene muy buenos profesores, lo que pude comprobar. Además está el hecho que, como accionista o propietario del instituto, esta la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), que es el gremio que agrupa a las principales empresas constructoras, inmobiliarias y proveedoras del sector construcción del Perú. Eso me dio la seguridad de ser un instituto serio, profesional y con un excelente respaldo gremial.

¿Te parece que el instituto CAPECO te ha dado las herramientas necesarias para ser competitivo en el sector de la construcción?
KJ: Sí. Cuando uno sale y realiza proyectos uno puede desenvolverse de manera eficaz, puesto que todos los talleres se llevan de manera práctica en el instituto.

NM: La formación que he recibido me ha permitido desenvolverme muy bien en la vida profesional. He recibido una formación teórica – práctica muy completa. Me sorprendió que varias empresas del sector consideran al egresado del instituto como un profesional técnico con muy buena preparación y formación. Se me hizo relativamente sencillo acoplarme a la vida profesional. Les agradezco mucho a mis profesores el transmitir no solo conocimientos sino también sus experiencias y consejos.

¿Cuáles son tus motivaciones para continuar creciendo profesionalmente?
KJ: Principalmente, mis padres. Me he dado cuenta del esfuerzo que ellos están realizando y yo como hijo trato de cumplir con las expectativas y la confianza que ellos tienen sobre mí. Otra de mis motivaciones es poder adquirir mayor conocimiento sobre el rubro de la construcción, debido a que uno siempre está en constante aprendizaje para ponerlo en práctica dentro de las distintas empresas que puedan solicitar mis funciones.

NM: Mi principal motivación es mi familia. La posibilidad de desarrollarme y progresar personal, profesional y económicamente me permitirá apoyarlos en su bienestar y calidad de vida. Quiero ayudar a mis hermanos a progresar al igual que yo.

Cuando terminaste la carrera, ¿el Instituto CAPECO te ayudó a seguir creciendo profesionalmente?
KJ: Sí. El Instituto CAPECO tiene convenios con distintas universidades. Gracias a ello pude postular a una de estas y poder seguir la carrera de Ingeniería Civil, que era mi meta desde que salí del colegio. El Instituto CAPECO no solo me ha apoyado con el tema de los convenios, sino también a través de la bolsa de trabajo, en cuya base de datos se encuentran empresas que ahora son las mejores en el rubro de construcción. El sistema que maneja es muy bueno. Gracias a ello pude postular a varios trabajos y conseguir un mejor empleo.

NM: El prestigio del Instituto CAPECO es reconocido por las empresas del sector construcción, que coinciden que es una institución que forma a excelentes y competitivos profesionales técnicos. Me ayudó mucho a conseguir trabajo bien remunerado. Además, el instituto me ofrece la posibilidad de actualizarme en cursos y programas, gozando de descuentos especiales por ser egresado.

¿Cómo te visualizas de aquí a 5 años?
KJ: Me visualizo terminando la carrera de Ingeniería Civil, aplicando todos mis conocimientos en el campo, en las obras que se están llevando a cabo; siendo un profesional completo y competente no solo enfocado en cierta área de la construcción sino abarcando lo máximo posible.

NM: Me veo como un profesional que terminó la carrera de Ingeniería Civil, trabajando en una buena empresa e iniciando mi maestría en alguna rama especializada del sector. En el largo plazo, me veo formando y gerenciando mi propia empresa constructora.

¿Piensas que el Instituto CAPECO te formó utilizando las últimas herramientas y equipos tecnológicos en el sector de la construcción?
KJ: Sí. En topografía, por ejemplo, trabajan con estación total. Los laboratorios, ya sea en los de mecánica de suelo o computación, cuentan con programas y sus últimas versiones como Revit o Civil, que son con lo que se está trabajando en estos momentos. Siento que eso beneficia a los estudiantes porque cuando llegamos a laborar a las empresas estamos actualizados y nos mantiene a la vanguardia de todos los cambios que se vienen realizando en el sector.

NM: Sin lugar a dudas, el instituto nos formó con las herramientas más actualizadas en el sector: Metodologías, conocimientos, procesos constructivos, materiales, herramientas informativas y computacionales modernas.

Esto nos permite estar preparados y ser competitivos. Además, nos enseñó algo muy importante, nos proporcionó la capacidad de aprender cualquier herramienta que exista o que en el futuro aparezca. Nos preparó para el futuro.