Néstor Cáceres: “COFIDE invertirá US$ 648 millones en infraestructura en el 2020”

¿Qué es importante para el cierre de la brecha de infraestructura? Este año se ha anunciado el Plan Nacional de Infraestructura, un documento que permite determinar por primera vez la brecha que tenemos en nuestro país. En el corto plazo son S/ 117 mil millones y en el largo plazo es de S/ 363 mil millones, pero la cifra en mención solo considera el acceso básico, no tienen en cuenta la calidad ni tampoco el gasto de mantenimiento. Por lo tanto, la brecha podría ser mayor.

Este documento ha permitido segmentar 52 proyectos y los ha diversificado por regiones. La más importante es la Centro 2: Lima, donde está aproximadamente el 50% de toda la inversión que se requiere, que son casi S/ 100 mil millones. La fuente de financiamiento más utilizada en esta proyección son las Asociaciones Públicas Privadas (APP) y los proyectos con mayor inversión estarían el sector Transportes y Comunicaciones, por su impacto transversal a toda la economía.

De esa cantidad de proyectos seleccionados, cuyo objetivo es cerrar el 30% de la brecha en infraestructura, aproximadamente la mitad, según ProInversión, se encuentra en la fase de ejecución. Hay proyectos relevantes como la ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, que representa cifras cercanas de inversión a los S/ 5,000 millones.

INTERVENCIÓN COFIDE

COFIDE ¿cómo piensa atacar este esquema? Actualmente, se aboca en tres sectores: Otorga cofinanciamiento, participa en adquisición de deuda como en otorgamiento de garantías y bajo la modalidad de APP.

En lo que es cofinanciamiento, busca dinamizar la inversión en infraestructura, que entidades financieras proporcionen apoyo al desarrollo de proyectos. Vale aclara, que COFIDE es el Banco de Desarrollo del Perú y es un banco de segundo piso. No entrega financiamiento directo al proyecto sino que canaliza recursos a través de entidades financieras. Es decir, del 100% que la entidad financiera puede proporcionar, COFIDE puede apoyar hasta el 50%, previa autorización del principal accionista FONAFE, caso contrario solo puede apoyar hasta el 25% de la operación, eso está normado.

COFIDE se fondea principalmente a través del mercado de capitales. El 80% de su fuente de financiamiento deriva en un 60% del mercado internacional. También recoge fondeo del sistema financiero nacional y de multilaterales. COFIDE busca ser un dinamizador de la inversión de proyectos. Prueba de ello es que entre el año 2011 y 2019, ha proporcionado fondos en alrededor de US$ 1,574 millones, de un total de financiamiento de US$ 6,000 millones. Es decir, por cada dólar que COFIDE ha proporcionado ha permitido que se levanten recursos entre 3 a 4 dólares.

¿Cómo está actualmente la cartera de COFIDE? Principalmente ha invertido en infraestructura energética, que ha sido el campo que ha desarrollado ProInversión en sus últimas adquisiciones durante ese periodo. Sus principales fuentes de colocaciones han sido adquisición de deuda, entiéndase compra de bonos, notas de deuda, cofinanciamiento o la emisión de garantías.

¿Qué retos enfrenta actualmente el sector de infraestructura y qué oportunidades ve COFIDE? El sector de infraestructuras presenta problemas de institucionalidad, demora en entrega de predios, que evita que se desarrolle el proyecto en el timeline planteado. Existe desarticulación entre planes, discrecionalidad y manejo político. ¿Qué quiere decir? A pesar que se ha hecho un gran esfuerzo en mapear 52 proyectos cuyo impacto es cerrar 30% de la brecha de infraestructura, existe discrecionalidad en los gobiernos regionales que podrían elegir llevar a cabo otros proyectos.

También existe una brecha de capacidad técnica. No hay muchos funcionarios que manejen las herramientas del Project Finance, por ejemplo. A esto se suma la coyuntura actual del sector construcción, en el que casos de corrupción como Lava Jato han tenido un impacto negativo, disminuyendo las expectativas de crecimiento a 2.9% este año.

Sin embargo, COFIDE espera desarrollar en el 2020 una cartera de proyectos que representa aproximadamente US$ 648 millones de inversión en proyectos relevantes como la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del Lago Titicaca, los aeropuertos andinos, el ferrocarril de Huancayo y Huancavelica y la Hidrovía Amazónica. Esta inversión tiene un efecto relevante en la economía.

¿Qué iniciativas piensa desarrollar COFIDE para lograr estas metas? Los gobiernos regionales y locales son un factor importante. Tienen una capacidad de endeudamiento de US$ 2,000 millones que no está siendo utilizada. Y COFIDE es un factor estratégico que podría ayudar a dinamizarla. ¿Cómo? Trabajando con el MEF en el desarrollo de un fideicomiso, cuyos fondos estarían destinados a financiar proyectos a través de entidades financieras.

COFIDE trabaja proyectos que tengan impacto social efectivo, si otorga cofinanciamiento podría también recibir el mandato de estructuración, es decir, COFIDE desarrollaría la estrategia de estructuración entre la entidad financiera y el gobierno local. Las fuentes de repago sería el fideicomiso de los fondos que reciben los gobiernos regionales tanto en canon, sobrecanon, regalías y renta de aduanas.

Otra iniciativa es el desarrollo de fideicomisos netamente abocados al desarrollo de infraestructura. COFIDE administraría un fideicomiso, recibiría los fondos del MEF y una entidad ad hoc, contratada por un gobierno regional, realizaría la jerarquía o priorización de proyectos. Luego contrataría a un PMO para que realice un seguimiento a los proyectos y en base a los informes la entidad relevante, en este caso una de ellas podría ser Ceplan, determine las órdenes de pago y de esta manera se ejecuten los proyectos que sean más importantes. En ese contexto, COFIDE maneja una cartera de proyectos de aproximadamente S/ 418 millones, de los cuales S/ 147 millones pueden realizarse bajo fideicomiso.

Otra arista importante es Obras por Impuestos (OxI), que ha tenido picos en el año 2017 de 927 proyectos, pero que también viene cayendo. COFIDE está buscando cómo dinamizar esta herramienta y para ello es importante el flujo del proceso de la emisión de OxI, la selección de la empresa supervisora. Una vez que se elige y una vez que se firma un acuerdo entre el Gobierno regional y la empresa, se desarrolla el expediente, se lleva a cabo la obra, y luego se otorga una conformidad que depende de la empresa supervisora. COFIDE viene investigando con mucho interés, el desarrollo de fondos de inversión abocados a OxI.

COFIDE puede invertir en ese tipo de fondos como otros inversionistas institucionales. Estos fondos al recibir los recursos, los destinaría a varios usos: Otorgar préstamos a empresas constructoras, que realizarían los proyectos que los ministerios tengan ya identificados en las zonas más relevantes. Podrían ser colegios, mercados, electrificación rural, rellenos sanitarios. Una vez que se hayan desarrollado, con la conformidad de la empresa supervisora, se podrían transformar esos préstamos en certificados de inversión de gobiernos regionales que COFIDE podría vender a las empresas ubicadas en las zonas y estas empresas podrían utilizar esos certificados para disminuir el pago de impuestos.

…Ver informe completo Aquí