Nuevo gobierno debería impulsar los proyectos de inversión pública

La inversión pública debería tener una visión de país y ser cotejada con los recursos, señaló experto global en infraestructura y exfuncionario del Banco Mundial.

El próximo gobierno que asuma funciones este 28 de julio tendrá que dar impulso a los proyectos de inversión pública para echar a andar la rueda de la economía. Así lo cree el exjefe de Expertos Globales en Asociaciones Público-Privadas (APP) del Banco Mundial, José Luis Guasch, quien señaló que el Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad (PNIC) tiene una serie de proyectos interesantes.

Citado por el diario Correo, sugirió que el nuevo gobierno tendría que poner énfasis en la Red Vial Nacional, en cuatro corredores que son, básicamente, de la costa y del eje central. “La red central se lanzó hace más de 15 años y sigue siendo un cuello de botella”, dijo.

También se refirió a la consolidación de los puertos. Sobre esto, Guasch se mostró crítico porque en el Perú se quieren desarrollar todos los puertos, pero él considera que solo se necesitan tres o cuatro puertos a lo largo de la costa que sean sustancialmente apropiados para el manejo de carga y descarga. “Cada región del país que tiene un puerto quiere convertirlo en un megapuerto y eso no tiene sentido”, dijo. En esa línea, señaló que podría aliviar bastante la mejora del Callao, así como el puerto de Chancay, que se maneja con recursos privados.

Aeropuertos, agua y saneamiento
En materia de aeropuertos, refirió que se debe consolidar el Jorge Chávez y tomar una decisión sobre el Aeropuerto de Chincheros, que se ha hecho con muy mal sentido. “Las decisiones no han sido las más adecuadas, ha quedado en una indefinición y se ha gastado mucha plata y recursos”, sostuvo.

A criterio suyo, otro pendiente es el tema de agua y saneamiento. “Están haciéndose las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR), pero no es suficiente, y es un tema que ha quedado rezagado. Lima se ha mantenido en un nivel apropiado, pero si tomamos a los pueblos jóvenes, hay tarea por hacer”, expresó Guasch.

En cuanto a salud y educación, también advirtió un rezago sustancial y reconoce que es algo que le da tristeza, porque se debió hacer hace años de forma rápida y a través de empaquetamientos de proyectos por zonas geográficas. Precisó que se ha lanzado un hospital aquí y una escuela allá, pero así no atraes a los mejores postores. “Pero si te comprometes a lanzar en un periodo de cinco años 15 hospitales y 15 escuelas van a venir corriendo. Preocupa esta escasez de proyectos que se hacen de uno a uno”, aseveró.

Por otro lado, afirmó que ProInversión sigue siendo una entidad que no hace lo que podría hacer, y tiene un potencial que nunca ha desarrollado, porque el hecho que lance 3 o 4 proyectos al año, no da. También puntualizó que el PNIC está huérfano, y desde que entró Kuczynski han sido años perdidos por el desgaste político y la confrontación, lo que debilitó la capacidad de gestión y de desarrollo de gobierno.

Para Guasch, dichos proyectos deberían ejecutarse a través de transferencias de recursos públicos o atraer obras por impuestos u obras por activos, pero de una forma coherente, transparente, empaquetando y estableciendo contratos modelos que sean reconocidos por la misma entidad.