ONPE al 95,8%: Pedro Castillo se afianza en primer lugar y definirá en segunda vuelta con Keiko Fujimori

Candidato de Perú Libre se lleva el 19% de votos válidos. Lideresa de Fuerza Popular es segunda con el 13,35% de los votos.

El más reciente reporte de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) revela que, al 95,806% de actas procesadas y 91.396 % contabilizadas, el candidato a la Presidencia de la República por Perú Libre, Pedro Castillo, se ha consolidado en el primer lugar de las Elecciones Generales 2021 con el 19,093% de los votos válidos.

En segundo lugar, se ubica la aspirante Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, con el 13,350% de las preferencias electorales. Con este resultado, la ex congresista acompañará a Pedro Castillo en la segunda vuelta que definirá al gobernante del Bicentenario.

Al cierre de este artículo, el resto del cuadro continúa de la siguiente manera, según el conteo de la entidad oficial:

  1. Rafael López Aliaga (Renovación Popular): 11,681%
  2. Hernando De Soto (Avanza País): 11,645%
  3. Yonhy Lescano (Acción Popular): 9,105%
  4. Verónica Mendoza (Juntos por el Perú): 7,838%
  5. César Acuña (Alianza para el Progreso): 6,068%
  6. Daniel Urresti (Podemos Perú): 5,660%

Mientras la ONPE va culminando el conteo de las cifras de las Elecciones Generales 2021, cabe recordar que la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) propuso hace unas semanas cinco metas clave para el sector de cara al 2026. Es decir, metas que el gobierno que asuma el 28 de julio de este año debería propiciar durante sus cinco años de gestión.

La primera es incrementar la ejecución de obra pública pasando del 62% al 90% en la utilización de los presupuestos asignados a inversión, mejorando los modelos de contratación y gestión de infraestructuras y edificaciones

La segunda es promover la producción de 150.000 viviendas en áreas urbanas al 2026. De ese total, 100.000 corresponderían a la adquisición de viviendas y 50.000 a la construcción en sitio propio, el 86,7% de las cuales se encontrarían estarían dentro del rango de vivienda social.

Impulsar la construcción de 25.000 nuevas viviendas anuales en áreas rurales es la tercera meta planteada por CAPECO. Esto debe hacerse posible con sistemas alternativos de construcción, provisión de servicios básicos y componentes para la mejora de capacidades productivas a las familias campesinas.

Mejorar integralmente 1.000 barrios marginales en todo el quinquenio es la cuarta meta. Ello incluye la dotación de servicios básicos, equipamiento urbano, mitigación de riesgos, integración a la ciudad y mejora de condiciones de vida de más de 1,2 millones de personas.

Finalmente, la quinta meta es dotar de planes y catastros urbanos a las 40 ciudades más importantes del país, con el propósito de promover la constitución de un sistema urbano nacional, promover las inversiones urbanas y suelo para el desarrollo de una oferta sostenible de vivienda, empleo y equipamientos urbanos.