Por el respeto a la institucionalidad democrática y a la voluntad popular

Mediante pronunciamiento conjunto, CAPECO y la FTCCP señalaron que el gobierno que asuma el 28 de julio deberá impulsar la inversión y atender los déficits de infraestructura y vivienda.

La Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) y la Federación de Trabajadores de Construcción Civil del Perú (FTCCP) expresaron hoy la necesidad de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) resuelva las observaciones e impugnaciones presentadas tras la segunda vuelta electoral con estricto apego a la ley y absoluta imparcialidad, de manera que la proclamación de quien ocupará la Presidencia de la República a partir de este 28 de julio cuente con la legitimidad requerida.

A través de un pronunciamiento público conjunto, ambas organizaciones exhortaron a los candidatos que participaron en la votación —y que aún aguardan el resultado oficial— a que pidan a sus simpatizantes actuar con responsabilidad y prudencia “para salvaguardar la institucionalidad democrática que tanto nos ha costado consolidar en los últimos años”.

El documento, que lleva las firmas de Jorge Zapata Ríos, presidente de CAPECO, y de Luis Villanueva Carbajal, secretario general de la FTCCP, señala que ambos gremios expresan su voluntad de fortalecer la institucionalidad democrática y la necesidad de respetar los resultados electorales una vez que el JNE haya definido en última instancia al ganador o ganadora de las Elecciones Generales 2021.

Tras afirmar que ambos gremios han dado muestras de que los empresarios y trabajadores pueden ponerse de acuerdo mediante el diálogo con resultados y consenso, manifestaron que tienen una agenda común para la reactivación del sector y la economía del país.

“Convenimos en la necesidad de que el próximo gobierno que se instalará el 28 de julio impulse la inversión pública y privada, el fortalecimiento de la gestión estatal, la atención de los déficits de vivienda e infraestructura, la formalización de la actividad constructora, la lucha contra la corrupción así como el respeto irrestricto a la libertad de empresa, la propiedad privada y al régimen laboral de los trabajadores de construcción civil”, afirma el texto.

Por último, CAPECO y la FTCCP ofrece su experiencia de trabajo conjunto, su agenda común y sus propuestas en un momento en que el país requiere de muestras de unidad, consenso y reconciliación. “En el esfuerzo tripartito del gobierno, trabajadores y empresarios reposa la construcción de un mejor Perú”, concluye el comunicado.