Premiación: CAPECO culminó con éxito su primer Concurso Arquitectura y Ciudad

El desarrollo del país, a través de la industria de la construcción, se apoya en la iniciativa de las empresas privadas y, por lo tanto, es conveniente promover el reconocimiento de soluciones que incorporen buenas prácticas en la ejecución de proyectos de construcción, como generadoras de una mejor ciudad.

La Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), con este propósito organizó el concurso “Arquitectura y Ciudad”, que premió a las mejores obras concluidas entre los años 2016 y 2018.

La ceremonia de reconocimiento se realizó en la Huaca Pucllana, Miraflores, lugar que recuerda una de las actividades más hermosas del ser humano: la de transformar y construir el territorio para el bienestar de todos.

El presidente de Capeco, ingeniero Humberto Martínez, reafirmó durante su alocución en dicho certamen, que este concurso reconoce el trabajo de quienes organizan, diseñan y construyen nuestras ciudades. “Hay que destacarlos y llamar la atención de todos los que estamos involucrados con la industria de la construcción, a mostrar que una mejor ciudad es posible. Difícil, pero posible. Y digo difícil porque una sola pareja de cómplices: los arquitectos y sus clientes saben que desarrollar y construir buenos edificios se hacen a pesar de las enrevesadas normas con las que cuentan nuestro país y nuestras ciudades”, dijo y agregó que diseñar desde los parámetros, desde los planes urbanos o desde su ausencia es una señal clara de lo que somos como sociedad y de las tareas que se tienen pendientes.

“Así como esta huaca (Puccllana) narra en sus distintos niveles la superposición y dominio de distintos grupos humanos; las angostas callecitas arequipeñas dominadas por el sillar, los edificios modernos de la avenida Tacna, el Malecón de Ancón, el de Miraflores, las casas afrancesadas en Iquitos, los edificios brutalistas de los años 70 dan cuenta de un tiempo, de un boom, de una forma de hacer país, de un periodo de nuestra historia. Y, la historia de nuestro tiempo la van a contar los edificios y espacios que hoy estamos construyendo ¿Cuál es la historia que queremos contar?, ¿qué queremos que se diga en el futuro sobre nuestro trabajo de este tiempo? ¿cómo hicimos nuestras ciudades los que estamos a cargo hoy?”, consultó al público presente.

Aseguró que el reto de la industria de la construcción no solo es hacer cientos de miles de viviendas, oficinas, hoteles, hospitales, escuelas; el reto también es hacerlas de la mejor manera posible.

Premiación a Nómena Arquitectura, estudio proyectista y ganador del Edificio del Año. Recibieron la condecoración los arquitectos Héctor Loli Rizo Patrón, Jorge Sánchez y Diego Franco, de manos del ministro Miguel Estrada y el presidente de Capeco, Humberto Martínez.

 

En ese contexto, el ingeniero Martínez destacó y felicitó a los participantes de los más de 70 proyectos presentados al concurso porque “están demostrando el camino correcto, el que incurre en el éxito inmobiliario con la buena arquitectura. Repito tenemos un reto: el de hacer mejores ciudades para todos los peruanos. Felicitamos a quienes asuman ese reto con valentía, optimismo y generosidad. Felicitaciones a los promotores y arquitectos que están haciendo la historia de nuestras ciudades, que están dejando para la posteridad una señal que en este tiempo los peruanos trabajamos por construir un país mejor”, concluyó frente a un gran número de arquitectos, empresarios y autoridades locales como el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Miguel Estrada Mendoza; el alcalde de Miraflores, Luis Molina Arles y el decano del Colegio de Arquitectos del Perú, Arturo Yep.

MÁS DE 70 PROYECTOS

El jurado calificador del concurso estuvo conformado por el arquitecto José Antonio Vallarino (director de Capeco); lo acompañaron dos arquitectos de reconocida trayectoria: Marta Morelli y René Poggione; el ingeniero estructural, Julio Rivera Feijóo; y un profesional no vinculado directamente a la industria de la construcción, pero que representó los intereses ciudadanos, Gonzalo Torres.

Para la calificación, tomó en cuenta los siguientes criterios:

– La calidad de la arquitectura considerando las limitaciones económicas que la naturaleza del encargo impone.
– La aptitud del edificio de insertarse espacialmente en la ciudad y visualmente en el paisaje urbano.
. Armonía entre la edificación y su entorno.
. Relación con la vía pública.
. Integración visual y funcional de los primeros pisos con el espacio urbano
– La calidad arquitectónica de la edificación.
. Funcionalidad.
. Propuesta espacial y volumétrica.
. Accesibilidad universal y movilidad inclusiva.
– La calidad constructiva.
. Innovación en soluciones estructurales.
. Innovación en soluciones tecnológicas y de instalaciones
– La generación de espacios públicos y privados de calidad e integración a la vida urbana.
– Las condiciones de sostenibilidad, energéticas, medioambientales y la capacidad de adaptación a nuevos usos.

En tanto, el público, a través de su votación en la página web: premioarquitecturayciudad.com y a partir de los 12 finalistas en la categoría residencial publicada previamente, eligió a un edificio inmobiliario que obtuvo el “Premio Especial de la Ciudadanía”.

El concurso Arquitectura y Ciudad fue auspiciado por Decorcenter, Lacasa, HPD Glassgroup, Inkaferro, Sole, Interbank, el Fondo Mivivienda, Nexo Inmobiliario y Sierra Muebles. También tuvo como aliados estratégicos a la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios – ADI Perú, la Asociación de Estudios de Arquitectura – AEA, la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú – ASEI y la Sociedad Hoteles del Perú – SHP.

A continuación los ganadores:

 

…Ver informe completo Aquí