Propuestas para optimizar las contrataciones públicas fueron discutidas en evento realizado por CAPECO

Gremio constructor organizó ayer un conversatorio que reunió a un destacado panel de especialistas que abordó las posibles mejoras que se podrían implementar dentro del marco legal de las contrataciones del Estado.

Ayer por la tarde, la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) realizó un conversatorio sobre el Proyecto de ley de Contrataciones Públicas. La finalidad del evento fue analizar los pros y contras del sistema actual de contrataciones y esbozar propuestas y observaciones que podrían ser tomadas en cuenta por el gobierno actual para hacer más eficientes y justos los procesos de contratación y, en consecuencia, las obras de infraestructura.

El conversatorio virtual tuvo como moderador a Eduardo Lechuga, vicepresidente del Comité General de Obra Pública y Concesiones de CAPECO, y contó con la participación de César Candela, experto en gestión pública, derecho administrativo y licitaciones públicas, en calidad de expositor principal.  

El especialista inició su ponencia comentando el marco general de las contrataciones públicas. Señaló que desde que se publicó la Ley de Contrataciones del Estado (Ley 30225), esta ha sido modificada posteriormente hasta en dos ocasiones con sendos decretos legislativos dados en los años 2017 y 2019.

Explicó que, a raíz de los constantes vaivenes políticos que ha vivido el país en los últimos años, los sucesivos gobiernos no han mostrado claridad a la hora de definir la intención de modificar o implementar una nueva ley de contrataciones públicas. Agregó que la coyuntura actual de pandemia “hace necesaria la revisión de este marco legal” con miras a tener mayor claridad en este sentido.

Así las cosas, Candela hizo referencia al último proyecto de Ley que planteaba una reforma a la norma de contrataciones públicas. Este proyecto fue presentado por el MEF durante la gestión del ex ministro Waldo Mendoza, pero que nunca fue remitido al Parlamento para su debate en las comisiones de Fiscalización y Contraloría, y de Economía.

Entre los puntos más importantes que incorporaba este proyecto de reforma figuraba el cambio de la finalidad: proponía un marco normativo que oriente la contratación de bienes, servicios y obras bajo un enfoque de valor por dinero en el marco del Sistema Nacional de Abastecimiento.  

Asimismo, planteaba la modificación del artículo referido a las garantías. Es decir, que los contratos regulados por la Ley de Contrataciones Públicas se encuentren garantizados mediante adelantos de pago, los cuales deben encontrarse garantizados también.

Otras modificaciones que proponía el citado proyecto de reforma eran los artículos 50, referido a las modificaciones contractuales, y 52, referido a la resolución de contratos.

Panel
Tras la exposición de César Candela, se realizó un panel de análisis que contó con las participaciones de Luis Alonso Robas, gerente de Control de Megaproyectos en la Contraloría General de la República; Ytalo Valle, presidente del Comité General de Obra Pública y Concesiones de CAPECO, y de Waldir Sánchez, asesor del congresista Wilmar Elera —integrante de la Comisión de Vivienda y Construcción del Parlamento—, quien no pudo asistir al conversatorio por encontrarse fuera de Lima ejerciendo sus funciones de representación.

Ytalo Valle aseguró que el diagnóstico del sector en su totalidad es que la actual ley de Contrataciones del Estado es obsoleta y no es aplicable a los tiempos actuales, a la economía moderna globalizada del mundo.

“En estos últimos siete años se han colocado parches a la ley, se ha venido modificando y adecuando la ley a requerimientos y necesidades inmediatos, pero no a un mediano y largo plazo para tener estabilidad y poder desarrollar y dinamizar el sector”, comentó el representante de CAPECO.

“En base a la casuística que trabajamos en el Comité de Obra Pública y Concesiones, nos damos cuenta y podemos certificar que la norma, lejos de motivar o incentivar a la industria nacional de la construcción, la desmotiva”, lamentó Valle.