Rompiendo barreras

El señor Ezio Luxardo Martinich, propietario de una azotea en un inmueble ubicado en el distrito de Santiago de Surco, presentó una denuncia en contra de la municipalidad que le exigía contar con un estacionamiento para obtener una licencia de edificación de un departamento en dicha azotea. Él solicitó que se le exonere de construir un estacionamiento adicional debido a que no existían zonas para ello y porque el edificio donde construiría la vivienda se trataba de una obra efectuada en el año 1994.

La municipalidad le negó la licencia, por lo cual el señor Luxardo presentó una denuncia ante Indecopi. Luego del análisis correspondiente, Indecopi falló a su favor argumentando que la exigencia municipal transgrede el numeral 9.5) del artículo 9 de la Ley N° 27972, Ley Orgánica de Municipalidades, el cual establece que la aprobación del Plan Urbano (que incluye normas sobre el requerimiento mínimo de estacionamientos) es de competencia exclusiva de los Concejos Municipales y, por tanto, no puede ser establecido mediante decreto de alcaldía, sino únicamente mediante ordenanzas.

De conformidad con lo establecido en el artículo 10 del Decreto Legislativo N° 1256, Indecopi dispuso la inaplicación de la exigencia declarada ilegal en favor del señor Ezio Luxardo Martinich. El incumplimiento del mandato podrá ser sancionado con una multa de hasta veinte (20) Unidades Impositivas Tributarias, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 34° del decreto en mención.

El largo vía crucis de este ciudadano ha terminado demostrando un interesante precedente para evitar los excesos de las municipalidades y demuestra una posición proactiva de Indecopi por regular.