¿Se prenderán los motores?

Según la Contraloría de la República existen más de 1,000 obras a nivel nacional que están paralizadas y que involucran más de S/ 16,000 millones estancados. Al respecto, esta entidad presentó al Congreso de la República un proyecto de ley que garantizaría la continuidad de proyectos de inversión que se encuentren paralizados, lo que permitiría incrementar la actividad económica en las zonas donde se ejecutan, señaló el contralor Nelson Shack Yalta.

La propuesta enviada al Congreso, según la Contraloría, pretende establecer un régimen de excepción para dar continuidad a la ejecución a proyectos de inversión que presenten un avance del 80% y que estén paralizados por un periodo de seis meses por encontrarse en temas de arbitraje, procesos judiciales o incumplimiento contractual.

Entrarían a este mecanismo las obras que ya posean un estudio técnico especializado con el objetivo de poder resolver las materias en controversia. La propuesta incluye que el mismo contratista que inició la obra la continúe, pero si no es posible, la entidad resuelve el contrato y pasa al siguiente postor y si ninguno quiere se realizará una contratación simplificada o directa, que está prevista en la Ley de Contrataciones, indicó Shack.

Esta propuesta busca resolver un grave problema de paralización de obras, que se pudo solucionar desde un inicio utilizando el mecanismo de intervención de obras incluido en nuestra legislación de contratación pública desde hace varias décadas.