Terreno minado

El proyecto Tía María se encuentra en una situación crítica. Las protestas se han extendido y hoy existe un enfrentamiento entre el gobierno central, las autoridades regionales y locales y la población, que afecta no solo la seguridad jurídica de inversiones sino cuestiona el Estado de Derecho.

Independientemente de que hay que hacer todo el esfuerzo para sacar adelante este Proyecto, es necesario aislar este caso y evitar que se afecten los demás proyectos (ya hay cuestionamientos a Quellaveco y a la ampliación de Toquepala y la paralización en Matarani afecta el despacho de exportaciones de todo el Corredor Minero). El BCRP planteó para este año un incremento de 21% de la inversión minera, 80% de ella se va a la construcción. Si la ola anti-minera no se detiene, la construcción se verá afectada en este y en el próximo año.

Para la gran cartera de mediano y largo plazo, CAPECO ha propuesto ejecutar un Plan de Desarrollo Territorial y un Programa de Inversiones en las zonas de influencia de los proyectos mineros, que se comiencen a ejecutar a la par que el otorgamiento de las concesiones y que estén a cargo de una entidad autónoma liderada por el gobierno central y con participación de los gobiernos regionales y locales.