Villa de Atletas: Un conjunto residencial inclusivo y sostenible

Durante la realización de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019, más de 6,000 atletas y técnicos de 41 países se hospedan en un gran complejo habitacional en Villa El Salvador, construido para este evento deportivo. El proyecto residencial incluye 1,096 departamentos distribuidos en siete bloques de edificios, dentro de un terreno de 44 hectáreas. La inversión total ascendió a US$ 180 millones.

La elección de Lima como sede de los Juegos Panamericanos 2019 dio lugar a un abanico de posibilidades para albergar a todas las delegaciones de atletas y equipos técnicos que se dieron cita en la capital para la competencia.

Luego de descartar opciones como el Círculo Militar de Jesús María, la Costa Verde, Campo Mar, entre otras, el Comité Organizador optó por construir un complejo habitacional en Villa El Salvador. Su ubicación en una zona periférica responde a un plan de desarrollo que va más allá de los Juegos Panamericanos, pues dejará un legado permanente una vez culminado el evento.

Es así que las siete torres, compuestas por 1,096 departamentos con áreas de 70 m2 a 75 m2, pasarán a formar un complejo habitacional luego de los Panamericanos, y las viviendas serán ofrecidas al público a través de programas sociales.

CAMBIO NORMATIVO

Para hacer de la Villa de Atletas una realidad, era necesario cambiar la zonificación y desafectación del predio de casi 450,000 m2 elegido para su construcción, calificado hasta entonces como Parque Zonal N° 26 Complejo Biotecnológico de Villa El Salvador.

Por decisión unánime, el Concejo Metropolitano de la Municipalidad de Lima aprobó el cambio normativo solicitado, con lo que el enorme terreno, que hasta entonces estaba abandonado, pasó a ser considerado como “Residencial de Densidad Media” y “Zona de Recreación Pública”.

CRONOGRAMA CUMPLIDO

Con la finalidad de culminar la totalidad del proyecto dentro de los plazos previstos, los ejecutores de obras optaron por dividir el procedimiento en tres etapas: ingeniería, construcción y puesta en marcha.

Según el gerente general de Besalco Perú, Guido Nanetti, la fase constructiva se realizó en 10 frentes de trabajo independientes, que incluyeron el movimiento de tierras, habilitación urbana, obras exteriores y las siete torres residenciales.

“Durante un periodo de diez meses, se trabajaron los diez frentes de trabajo en paralelo. Mientras que las torres 1, 2, 3 y 4 estaban en etapa de acabado, las torres 5, 6 y 7 iniciaban la etapa de estructuras. Y de manera paralela se iban activando los frentes de habilitación urbana y obras exteriores”, explica.

En mano de obra directa, se requirió la participación de 1,200 personas aproximadamente, mientras que de forma indirecta (profesionales y administrativos) participaron unas 150 personas.

Nanetti detalla que, a fin de cumplir con los cronogramas de trabajo, se realizaban mediciones semanales de los avances. “Ello nos permitía medir los porcentajes de avance según el cronograma inicial, y poder realizar una actualización a este cronograma reprogramando las actividades según sea necesario, adelantando o postergando actividades”, señala.

COMPLEJO INCLUSIVO Y SOSTENIBLE

Dado que también habrá deportistas con discapacidad física y visual, la Villa posee elementos de ingeniería y arquitectura inclusiva, tales como pisos podotáctiles en sus zonas interiores y exteriores, que consisten en texturas especiales sobre la superficie, útiles para guiar a personas invidentes o de baja visión…

Planta en torres 1, 3, 5 y 7. Cada piso cuenta con ocho departamentos con áreas de 70 m2 a 75 m2. Los accesos verticales se resuelven con dos núcleos de ascensores, cada uno con dos cabinas.

 

PROMOVIENDO LA INTEGRACIÓN

Además de los edificios, la villa incluye una casa-club diseñada para promover la integración entre sus habitantes. Está conformada por tres salas multiusos, una sala de juegos para jóvenes, una sala de juego para niños, un gimnasio, dos tiendas, administración, comedor de personal y servicios higiénicos. Al exterior se instalaron dos losas deportivas y una vía de 1 km para bicicletas.

PLANTEAMIENTO CONCEPTUAL

El planteamiento conceptual por parte del consorcio Besco Besalco consistió en distribuir los bloques de vivienda en un eje curvo central, de modo tal que las siete torres se integren de forma radial. De ese modo, todos los departamentos cuentan con amplias vistas, buena iluminación y ventilación natural.

La construcción de la Villa Panamericana requirió un plazo total de 19 meses, tiempo en que se realizó la habilitación urbana, las obras exteriores y la construcción de las siete torres residenciales.

Los siete bloques que conforman el conjunto se agrupan en dos tipos de módulos. Las torres 1, 3, 5 y 7 son de 20 pisos, mientras que los bloques 2, 4 y 6 son de 19 pisos, a fin de cumplir con la normativa. En ambos casos, los accesos peatonales se plantearon perpendicularmente al eje longitudinal del edificio y mediante dos lobbies de ingreso que conducen al área común del primer piso.

DEL PROCESO CONSTRUCTIVO

El gerente general de Besalco Perú, detalla que el terreno fue mejorado con un relleno de concreto fluido de f’c =10 kg/cm2 de aproximadamente 3 m de altura, sobre el cual se construyó una platea de cimentación de 1 m de peralte para cada una de las torres residenciales.

“El sistema constructivo utilizado en las siete torres residenciales es un sistema de placas y losas, optimizado por el uso de losas de poco espesor y vigas peraltadas invertidas, que permiten optimizar los espacios internos y la altura final del edificio y, por lo tanto, un menor volumen de concreto”, sostiene.

En la etapa de cimentación se evalúo dos formas de sectorización para desarrollar la más óptima.

 

Para las torres residenciales, se utilizaron losas de concreto armado de un peralte de 10 cm y vigas invertidas. Se empleó además una rotación de encofrado que permitiera lograr la construcción de un nivel cada cuatro días. Ello permitió contar con un tiempo adecuado para la necesidad de un proyecto fast track.

“Por ejemplo, en la etapa de cimentación se evaluaron dos formas de sectorización para desarrollar la más óptima, obteniendo una sectorización efectiva que nos permitió optimizar la construcción de las otras seis plateas”, señala.

El directivo comenta que no se consideró el uso de elementos prefabricados, pero en la primera etapa se pudo optimizar el proceso de procura a poco tiempo del inicio del encargo, gracias a experiencias previas en el sector inmobiliario. “Por ejemplo, en el caso de los encofrados y ascensores, se realizó la procura antes de haber culminado la ingeniería definitiva”, comenta.

Destaca también el desafío de utilizar nuevas tecnologías y metodologías desde las fases iniciales del proyecto. “Se empleó metodología BIM con la finalidad de hacer un análisis de constructibilidad y optimización inclusive desde la concepción del nuevo diseño, logrando tener un proyecto eficiente a pesar de su característica fast track”, menciona.

FICHA TÉCNICA: Promotor: Proyecto Especial para la Preparación y Desarrollo de los XVIII Juegos Panamericanos Del 2019. Arquitectura: DLPS ARQUITECTOS. Estructuras: PRISMA INGENIEROS. Construcción: Consorcio Besco Besalco. Instalaciones Sanitarias, Eléctricas y Mecánicas: FMT Ingenieros. Instalaciones de gas: Calidda.

…Ver informe completo Aquí