Visión y compromiso de CAPECO con la construcción responsable

Desde hace algunos años, CAPECO ha venido insistiendo sobre la urgencia de discutir y encontrar una visión compartida respecto a los desafíos que debe enfrentar la actividad constructora y nuestro país en general, para alcanzar el desarrollo sostenible. La búsqueda de esta visión compartida va más allá de los legítimos intereses de las empresas constructoras, e implica un claro compromiso de nuestro gremio con el país.

Esto es lo que en CAPECO entendemos por construcción responsable, para lo cual hemos venido planteando iniciativas y propuestas muy concretas. Así, en el año 2015, la Cámara inició un proceso muy serio de planeamiento estratégico, dirigido a reenfocar la visión institucional del gremio frente al desafío de la construcción responsable.

Esta nueva visión del gremio pone el desarrollo nacional y la mejora de la calidad de vida de los peruanos como el eje central de la construcción responsable y busca que las empresas, los profesionales y los trabajadores del sector sean eficientes, productivos e íntegros para alcanzar estos propósitos.

Para abordar este reto CAPECO tiene claro que debe: (1)  proponer iniciativas concretas de política pública; (2) promover espacios de diálogo en los que debe actuar en representación del gremio y; (3) prestar servicios  innovadores a sus asociados que contribuyan a su competitividad y a las buenas prácticas. Son tres desafíos que hoy deben abordar el sector construcción y el país para alcanzar un desarrollo sostenible.

El primer gran reto es reducir la informalidad en el sector construcción, que se ha constituido en el principal problema para la sostenibilidad de la actividad, para el desarrollo de nuestras ciudades y una amenaza para la legalidad y el Estado de Derecho en nuestro país.

El segundo gran desafío, es el de la modernización de las ciudades peruanas, buscando hacerlas competitivas e inclusivas. Debemos enfatizar en la necesidad de potenciar su vocación productiva y su capacidad para generar cohesión social.

Para CAPECO, las ciudades no son el problema, sino una gran oportunidad. Algo que debemos entender cuando estamos próximos a celebrar el medio milenio de fundación de Lima y de otras grandes ciudades peruanas.

El tercer gran desafío es el cambio radical del modelo de gestión de obra pública para promover la calidad y la eficiencia de las infraestructuras y de las edificaciones y la integridad en la contratación pública. Los casos de corrupción, las dificultades para emprender una reconstrucción efectiva y la experiencia de los Juegos Panamericanos hacen ver los retos que se deben superar para alcanzar este objetivo.

Para esto, es más importante estimular la competencia y la honestidad que sancionar a quien delinque. Meter a la cárcel al ladrón es bueno, pero mucho mejor es evitar que entre a la casa a robar.

…Continuar lectura en archivo PDF